EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

¿El bebé se está alimentando bien?

Siempre que el bebé parezca que tiene hambre, lo mejor es adaptarse a él y darle más tomas, según lo que el bebé necesite

A veces, con los niños amamantados, los padres se preguntan si la leche que está tomando le alimenta. Esta duda tan frecuente, sobre todo con el primer hijo, se puede resolver con información acerca de qué es lo normal en los bebés.

¿Cómo saber si está recibiendo suficiente cantidad de leche materna?

Se sabe que el bebé está recibiendo suficiente leche materna si:

  • Hace cacas frecuentemente. Por lo general, las deposiciones son blandas y pasan de un color negro a marrón y después a amarillo mostaza en los primeros cinco días. El ritmo intestinal de los bebés que se alimentan con leche materna es variable, pero al tercer día de vida comenzarán a hacer entre 2 y 4 cacas cada día. A partir de las 3 o 4 semanas puede variar y unos bebés hacen caca todos los días, mientras que otros la hacen cada varios días. 
  • En cuanto al pis, puede observarse que el primer día el bebé tiene un pañal mojado, el segundo día dos, el tercer día tres y a partir del sexto día lo habitual es que moje entre seis y ocho pañales diarios.
  • La orina tiene un color pálido.
  • Se puede oír cuando traga la leche.
  • Está tranquilo y relajado después de comer.
  • Aumenta de peso. Durante los primeros cinco días de vida, muchos recién nacidos pueden llegar a perder entre el 7 y el 10 por ciento del peso que tenían al nacer. Los bebés nacen con reservas de grasa y generalmente recuperan el peso a las dos semanas de vida. La alimentación frecuente y durante todo el día ayudará a prevenir una pérdida de peso importante.
  • El pecho está más blando después de alimentar al niño.

Para supervisar si el bebé se está alimentando bien, es recomendable una revisión en el centro de salud entre las 48 y 72 horas tras el alta del hospital. En esta revisión se les pesa y explora y también se puede observar cómo el bebé toma el pecho.

¿Qué aspecto deben tener los pañales de un recién nacido amamantado?

Los pañales que moja y mancha un bebé amamantado orientan acerca de si está tomando la leche que necesita. La primera leche que produce la madre, llamada calostro, es muy concentrada y puede que el recién nacido solamente moje uno o dos pañales en las primeras 24 horas de vida.

A partir del tercer o cuarto día, el bebé moja seis o más pañales al día, con una orina transparente o muy clara. Si moja menos pañales o la orina es oscura es posible que esté tomando poco líquido. Si en un pañal se observan cristales naranjas se debe consultar con el pediatra, ya que puede ser un signo de que el niño está tomando poco líquido

Las cacas de los recién nacidos al principio son espesas y oscuras. Cuando la madre comienza a producir leche, lo que suele ocurrir tres o cuatro días después de dar a luz, cambian a amarillo verdoso. Cuanta más leche tome el bebé, más pañales manchará.

En el primer mes de vida lo habitual es que el bebé haga a diario cuatro o más cacas amarillas y granuladas (como si tuvieran semillas).

Cuando tienen aproximadamente un mes, los bebés alimentados con leche materna empiezan a hacer menos cacas e incluso pasarse varios días sin hacer una deposición.

Parece que el bebé solo quiere mamar para tranquilizarse. ¿Está bien?

A veces ocurre que los bebés están tomando una cantidad de leche suficiente para su crecimiento y sin embargo continúan “enganchados” en el pecho durante mucho tiempo, sin que estén succionando. 

En ocasiones el bebé, tras haber realizado bien una toma, continúa en el pecho y parece que está satisfecho, deja de succionar y tragar, juega con el pezón. Al principio, está bien dejar que un recién nacido mame para tranquilizarse, sin embargo cuando crece podría acabar dependiendo del amamantamiento para conciliar el sueño a la hora de la siesta o por la noche. Por lo tanto, en algún momento del segundo o tercer mes de vida del bebé se puede probar a dejar de utilizar el pecho a modo de consuelo y convertir la toma en momentos para saciar el hambre en vez de una forma de tranquilizarlo.

En vez del pecho, se le puede ofrecer su propio pulgar o su propia mano para que se tranquilice. También se le puede dar un chupete siempre y cuando no parezca tener hambre. Debido a que el chupete se asocia a un menor riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante, algunas organizaciones recomiendan dejar que los bebés duerman con el chupete. De todos modos, esto se puede hacer cuando el amamantamiento esté ya bien establecido (por lo general, a partir del mes).

De repente, el bebé parece tener más hambre que de costumbre. ¿Es eso normal?

A medida que los bebés crecen son capaces de tomar más leche en cada toma y de aguantar más tiempo sin alimentarse. Sin embargo, a veces parecen tener más hambre de lo habitual. Es posible que el bebé esté atravesando un período de crecimiento rápido (los estirones). Pueden ocurrir en cualquier momento pero, durante los primeros meses, los bebés suelen hacer estirones en torno a:

  • Los siete a 14 días de vida
  • Los dos meses
  • Los cuatro meses
  • Los seis meses

Durante esos períodos y siempre que el bebé parezca que tiene hambre, lo mejor es adaptarse a él y darle más tomas, según lo que necesite. Si pide más pecho porque necesita comer más, la solución es ponerlo más al pecho para que aumente la producción de leche. En resumen, es alimentar al bebé con lactancia a demanda.

¿Y si aumenta poco de peso?

La preocupación por el peso es muy frecuente entre muchas madres, pero en la mayoría de los casos todo está funcionando bien y el niño está ganando peso adecuadamente. La mayoría de los bebés alimentados al pecho están sanos, crecen y engordan bien.

Artículo publicado el  
14-9-2015, revisado por última vez el 10-9-2015
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Niña con cáncer
    Los linfomas
  • Niña con exantema en la espalda
    El exantema súbito o "sexta enfermedad"
  • Píldoras y preservativo en un bolillo de un pantalón
    ¿Qué métodos anticonceptivos existen?
  • Sección de un ojo
    ¿Cómo funciona el ojo?