EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Cuidados del cordón umbilical

Para cuidar el cordón umbilical del recién nacido y evitar que se infecte, lavar y secar es lo mejor

Cordón umbilical

El cordón umbilical es la estructura que une al bebé con su madre durante el embarazo y va desde el ombligo del feto hasta la placenta. En su interior contiene los vasos sanguíneos que sirven para intercambiar sustancias entre la madre y el feto. A través del cordón umbilical le llegan al feto el alimento y el oxígeno, por ejemplo.

La importancia del cuidado del cordón

El cuidado del cordón umbilical comienza en el momento del nacimiento. Después del parto, el cordón se pinza y luego se corta con material estéril. Habitualmente esto lo hacen los profesionales sanitarios.

Tras el nacimiento y hasta que el cordón umbilical cicatriza, los gérmenes habituales de la piel pueden provocar una infección del cordón umbilical. Por ello es muy importante mantener las medidas higiénicas correctas para que se mantenga limpio y no se infecte. 

Cómo realizar la higiene del cordón umbilical

Son muchos los productos que se han empleado a lo largo del tiempo para el cuidado del cordón umbilical: soluciones antisépticas tópicas (clorhexidina 4%, alcohol 70°, sulfadiazina de plata, etc.), antibióticos tópicos (bacitracina, mupirocina).

El uso de soluciones antisépticas o antibióticas tópicas se recomienda en aquellas situaciones en las que la atención neonatal y las medidas higiénicas sean deficitarias. En los países desarrollados donde existe una adecuada atención neonatal y buenas medidas higiénicas, no se ha visto que estos métodos sean mejores que simplemente limpiar el cordón umbilical con agua y jabón y secarlo bien después.

De hecho, el empleo de antisépticos y antibióticos locales o tópicos puede retrasar la caída del cordón, porque interfiere con el proceso normal de cicatrización.

Por ello, se recomienda tomar las siguientes medidas para el cuidado del cordón umbilical:

  • Lavarse las manos antes de su cuidado.
  • Limpiar la zona del cordón con agua tibia y jabón neutro. Posteriormente secarlo bien.
  • Se puede ayudar a mantener seco el cordón con una gasa limpia y seca que lo envuelva, recambiando la gasa con los cambios de pañal.
  • Cambiar frecuentemente los pañales del bebé.

Signos de alarma

Los siguientes hallazgos en el cordón umbilical deber ser motivo de  consulta al pediatra:

  • Enrojecimiento o inflamación de la zona del ombligo.
  • Cordón húmedo con secreción amarilla maloliente.
  • Sangrado a nivel del cordón umbilical. A veces, puede producirse un pequeño sangrado normal con la caída del cordón umbilical o el roce del mismo con el pañal.
  • Retraso en la caída del cordón después de los 15 días de vida (el cordón suele desprenderse entre el 5° y 15° día de vida).
Artículo publicado el  
27-3-2014, revisado por última vez el 31-3-2014
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Optometría
    La miopía
  • Adolescentes consumiento alcohol
    ¿Será que se droga mi hijo?
  • Niña con Síndrome de Down
    Síndrome de Down: ¿qué hay que prevenir?
  • Retirada de una garrapata
    Picaduras de garrapata