EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Día Mundial contra el Trabajo Infantil 2013

Día Mundial contra el Trabajo Infantil 2013

Cientos de miles de niñas y niños realizan trabajos que los privan de la educación, la salud, el tiempo de ocio y las libertades elementales. Más de la mitad de estos niños realizan trabajos en entornos peligrosos, esclavitud o actividades ilícitas como el tráfico de drogas y la prostitución, así como la participación en conflictos armados. Esto ocurre en todo el mundo y constituye una franca violación de los derechos de la infancia.

Con el objetivo de denunciar esta gravísima situación, la Organización Internacional del trabajo (OIT) instituyó el Día Mundial contra el Trabajo Infantil en el año 2002.

Para esta lucha se han realizado numerosos documentos que han apoyado gran número de países. Entre ellos está el Convenio 182, acerca de las peores formas de trabajo infantil y el Convenio número 138 sobre la edad mínima de admisión al mundo del empleo. Recientemente, la OIT adoptó el Convenio 189 y la Recomendación 201 sobre el trabajo para los trabajadores domésticos. Todos estos acuerdos suponen avances en la lucha contra el trabajo infantil.

Este año el objetivo es decir NO al trabajo infantil en el trabajo doméstico. El trabajo doméstico infantil hace referencia al trabajo realizado por niños (es decir personas menores de 18 años) en el sector del trabajo doméstico, con o sin remuneración, en hogares de terceros o empleadores.

Esta situación  con frecuencia se hace de forma oculta. En muchos países se acepta a nivel social y cultural, impidiendo que los niños realicen las actividades propias de la infancia.

Los niños que llevan a cabo trabajo doméstico tienen peligros, como consecuencia jornadas laborales largas y agotadoras, uso de químicos tóxicos, el transporte de cargas pesadas, utilizar objetos peligrosos, alojamiento y alimentación insuficientes, trato humillante, incluyendo violencia físca o verbal y el abuso sexual.

Como consecuencia, el niño se ve privado de los derechos fundamentales como el de tener acceso a la educación, la atención médica, el derecho a descansar, a tener tiempo libre, a tener contacto con su familia y a la escolarización.

Este día ofrece la oportunidad de que los gobiernos y los interlocutores sociales de la OIT, la sociedad en general, las escuelas, los grupos de jóvenes y de  mujeres y los medios de comunicación apoyen la lucha contra el trabajo infantil.

Más información en nuestro artículo del pasado año: Día Mundial contra el Trabajo Infantil 2012