EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

La gripe ya está aquí

Niña con gripe tomando una infusión

Como todos los años por esta época llega la gripe. El número de casos en algunas comunidades autónomas está superando ya el umbral considerado epidémico para la temporada 2013-2014, según los datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España.

Como siempre, los primeros en enfermar son los niños, especialmente los que tienen una edad entre 1 y 4 años, y luego afecta a los adultos.

Hasta el momento se ha aislado los virus de la gripe A H1N1 y A H3N2. Estas cepas virales son dos de las incluidas en las vacunas de la gripe que se administraron para esta temporada 2013-2014.

¿Cómo es la gripe?

La fiebre, la tos y la mucosidad nasal son las manifestaciones clínicas más frecuentes en los niños. Los niños mayores y los adultos tienen también malestar general y dolores musculares. La mayoría de los síntomas se resuelven en 5-7 días aproximadamente, aunque la tos y el cansancio pueden persistir varias semanas. En nuestro artículo sobre la gripe puede encontrar más información.

La gripe se contagia fácilmente, por lo que puede afectar a muchas personas en poco tiempo. En la mayoría de las ocasiones se cura sin problemas, pero un pequeño número de pacientes puede presentar complicaciones. Es conveniente consultar con el pediatra ante la aparición de los primeros síntomas si su hijo padece una enfermedad del corazón, pulmonar o renal crónica, diabetes o tiene sus defensas disminuidas (enfermos oncológicos o con inmunodeficiencias).

Recomendaciones para los niños con sospecha de gripe:

  • Si tiene fiebre o malestar se puede utilizar paracetamol o ibuprofeno. El objetivo no es tanto bajar la fiebre, como que el niño se encuentre un poco mejor.
  • No se deben dar aspirina ni medicamentos antigripales que la contengan.
  • Ofrezcer al niño líquidos con frecuencia.
  • Evitar el humo de tabaco.
  • Es mejor que esté tranquilo en casa, al menos hasta 24 horas después de que desaparezca la fiebre.
  • Para evitar el contagio es preferible usar pañuelos desechables para cubrirle la nariz y la boca al toser o estornudar. También hay que lavar al niño las manos con agua y jabón con frecuencia y a las personas que convivan con el enfermo y, sobre todo, tras estar en contacto con él.
  • Hay que recordar que la gripe se cura sin antibióticos.

¿Dónde se puede obtener más información?

No te vayas sin leerlo

  • Prevención ácaros
    ¿Cómo disminuir la exposición a los ácaros del ambiente?
  • By Paula Monasor (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons
    El hipertiroidismo
  • Riñones
    El nefroblastoma o tumor de Wilms
  • Exploración rodilla
    ¿Los niños pueden tener artritis?