EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Gripe. Recomendaciones de vacunación 2017-2018

Las vacunas antigripales son muy seguras. El efecto adverso más frecuente es la reacción local, con enrojecimiento y dolor en la zona de inyección

Vacunando a un niño

La gripe es una infección que se contagia con mucha facilidad, produciendo fiebre, dolor de garganta, dolores musculares, tos, mocos, etc. En algunos casos se puede complicar y asociar dificultad para respirar o neumonía, o bien pasar inadvertida.

Durante la temporada 2016-2017, el grupo de edad en el que se detectó mayor número de casos fue en los niños menores de 4 años. Tuvo lugar especialmente en los meses de diciembre, enero y febrero. El virus más frecuente fue el A.

La campaña de vacunación 2017-2018 ha comenzado a partir de la 3ª semana de octubre, con pequeñas diferencias según la comunidad autónoma.

El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP) recomienda la vacunación antigripal en

  • Grupos de riesgo: niños a partir de los 6 meses de edad y adolescentes en determinadas situaciones o con enfermedades de base. 
  • Niños sanos a partir de los 6 meses de edad, adolescentes y adultos sanos que convivan con pacientes de riesgo. 
  • Miembros del entorno familiar cuando existan lactantes menores de 6 meses de edad con factores de riesgo, ya que estos no pueden recibir la vacuna antigripal.
  • Todos los profesionales sanitarios.

Se consideran grupos de riesgo los niños con las siguientes enfermedades:

  • Enfermedades respiratorias como, por ejemplo, fibrosis quística, displasia broncopulmonar, bronquiectasias, asma o bronquiolitis de repetición.
  • Enfermedades del corazón.
  • Diabetes mellitus, enfermedades metabólicas.
  • Enfermedades crónicas del riñón; por ejemplo, insuficiencia renal o síndrome nefrótico.
  • Enfermedades crónicas del hígado.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Enfermedades reumáticas.
  • Inmunodeficiencias desde el nacimiento (excepto el déficit de IgA aislado) o inmunodeficiencias por determinadas medicaciones, como, por ejemplo, la administración de corticoides por boca a dosis altas y mantenidas.
  • Ausencia de bazo o mal funcionamiento del mismo.
  • Cáncer o enfermedades de la sangre.
  • Enfermedades neuromusculares crónicas.
  • Encefalopatía.
  • Implante coclear.
  • Malnutrición moderada o grave.
  • Obesidad mórbida.
  • Prematuridad.
  • Niños de 6 meses a 5 años institucionalizados tutelados por la administración.

El CAV-AEP considera que la vacunación antigripal de los niños mayores de 6 meses no incluidos en grupo de riesgo, si sus padres lo solicitan y su pediatra lo considera conveniente, es una medida recomendable dada la elevada tasa de complicaciones asociadas a la gripe en los más pequeños.

¿Cómo se administra?

En los niños de 6 meses a 8 años de edad 2 dosis, separadas por al menos 4 semanas, excepto si han sido vacunados previamente otro año, en cuyo caso solo se administrará 1 dosis.

En los niños a partir de los 9 años y adolescentes, siempre 1 dosis.

Se administra pinchada en el muslo o en el brazo.

Aunque existe una forma de esta vacuna que se administra por la nariz, este año no va a estar disponible en España, ni siquiera de venta en farmacias.

Se debe administrar todos los años, pues los virus cambian y hay que adaptar la vacuna.

Efectos secundarios

Las vacunas antigripales han demostrado ser muy seguras. El efecto adverso más frecuente es la reacción local, con enrojecimiento y dolor en la zona de la inyección. También puede aparecer fiebre y malestar.

No está indicada administrar la vacuna en las siguientes circunstancias:

  • Reacción alérgica grave a alguno de los componentes de la vacuna (p. ej. huevo).
  • Antecedentes de reacción grave a una dosis previa de la vacuna.
  • Niños menores de 6 meses.

Actualmente las tasas de vacunación en los grupos de riesgo son menores de las recomendadas a pesar de las indicaciones de las sociedades científicas y de las autoridades sanitarias. La Asociación Española de Pediatría recomienda la administración de la vacuna especialmente en los grupos de riesgo y en sus contactos familiares.

Artículo publicado el  
25-10-2017, revisado por última vez el 24-10-2017
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Prevención ácaros
    ¿Cómo disminuir la exposición a los ácaros del ambiente?
  • By Paula Monasor (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons
    El hipertiroidismo
  • Riñones
    El nefroblastoma o tumor de Wilms
  • Exploración rodilla
    ¿Los niños pueden tener artritis?