EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Parques y corralitos

Los parques plegables pueden producir estrangulamiento y otras lesiones en el caso de que se plieguen por accidente

Niño en un corralito

Cada año se producen en la Unión Europea unas 760 lesiones en niños menores de 4 años relacionadas con parques o corralitos y de la suficiente gravedad como para requerir atención en un servicio de urgencias.

¿Por qué pueden ser peligrosos los parques y los corralitos?

Los parques plegables pueden producir estrangulamiento y otras lesiones, a veces fatales, en el caso de que se plieguen por accidente.

¿Qué hay que tener en cuenta al comprar y antes de utilizar un parque para niños?

Antes de compar hay que comprobar que el parque está fabricado según la norma europea de seguridad EN 12227:2010 Parques para uso doméstico - Requisitos de seguridad y métodos de ensayo.

Elegir un parque o cuna de viaje cuyas barandillas se bloqueen automáticamente cuando adopte la posición de uso normal.

Los agujeros de la red deben ser de un tamaño inferior a 7 mm, con el fin de prevenir que los botones de la ropa del niño o cualquier otra pieza pequeña se queden enganchados en ella.

Los espacios de las ranuras en un parque de madera no deben superar una anchura de 6 cm.

No usar parques que contengan bisagras en el centro de las barandillas superiores, si la bisagra se dobla hacia el interior para plegar el parque hacia dentro, con el fin de evitar que el parque se doble con el niño dentro.

¿Cómo utilizar los parques de manera segura?

Comprobar que no haya partes sueltas ni agujeros en el parque.

No utilizar una colchoneta que no encaje perfectamente en la parte inferior del parque. No añadir nunca otra colchoneta o almohada. Se han dado casos de asfixia en niños que quedaron atrapados en el hueco entre la estructura del parque y una colchoneta demasiado pequeña o entre dos colchonetas. Los parques están destinados para usos breves y no para dormir.

Hay que asegurarse de que la persona al cuidado del niño conoce la forma adecuada de utilizar el parque según las normas del fabricante. Una disposición inadecuada puede resultar en un desplome del parque, que puede causar heridas o incluso la muerte al niño. Comprobar que el parque está adecuadamente bloqueado en su posición de uso antes de utilizarlo.

No dejar nunca al niño en un parque con la barandilla bajada. El niño puede atascarse en el espacio entre la colchoneta y el lado suelto de la malla y ahogarse. Incluso cuando el niño no esté en el parque, la barandilla debe estar subida. El niño podría intentar trepar por la pared del parque y cortarse o pillarse los dedos con las bisagras.

Retirar los juguetes grandes, los protectores acolchados y las cajas del interior del parque. El niño podría subirse a ellos y salirse.

No atar ningún juguete con cuerdas o lazos en el parque, para así evitar el riesgo de estrangulamiento.

Comprobar que no haya agujeros o grietas en las barandillas. El niño podría usar la barandilla como mordedor y tragarse un trozo del material de la misma y ahogarse.

En el caso de que haya grapas que unan la malla con la base del parque, asegurarse de que no se desprenden y de que no falte ninguna.

Comprobar que no haya rotos en la unión de la malla a las barandillas superiores y a la base del parque. El niño podría engancharse en los hilos sueltos de la malla.

No utilizar nunca un parque con agujeros en la malla. El niño podría meter la cabeza y quedar atrapado, corriendo el riesgo de resultar estrangulado.

No utilizar nunca un parque que tenga una bisagra en el centro de las cuatro barandillas si estas no se bloquean automáticamente cuando se abre el parque en su posición de uso.

No colocar objetos con cuerdas ni cables (cables de lámparas o de monitores de niños) al alcance del niño que está en el parque, puesto que pueden causar estrangulamiento.

Artículo publicado el  
10-8-2016, revisado por última vez el 28-7-2016
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Niños bebiendo leche
    El raquitismo y la vitamina D
  • Niña con molestias vulvares
    Las irritaciones y molestias en la zona genital de las niñas
  • Lesiones de la púrpura. Imagen de Okwikikim [Public domain], http://commons.wikimedia.org/wiki/File%3APurpura2.JPG
    La púrpura de Schönlein-Henoch
  • Lesión cutánea de fiebre botonosa
    Esta enfermedad es transmitida por las garrapatas del perro