EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Manchas "café con leche"

¿Será simplemente un antojo o algo mucho peor? Las manchas de la piel de los niños ocasionan dudas y preocupaciones en sus padres

Mancha café con leche. Imagen bajo licencia CC-BY-SA procedente de Wikimedia Commons: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:NF-1-Tache_cafe-au-lait.jpg

¿Qué son?

Como su propio nombre indica, se trata de manchas en la piel de color marrón, que pueden aparecer en número variable y ser de diferente tamaño. A veces son apreciables desde la primera infancia, aunque a estas edades normalmente presentan un color muy claro, que las hace difíciles de distinguir. Posteriormente, las manchas aumentan de tamaño y se hacen más oscuras, volviéndose muy evidentes sobre los 2 años de edad.

¿Qué importancia tienen?

En primer lugar, cabe destacar que hasta un 10% de la población normal tiene una o dos manchas café con leche.  Es decir, la sola presencia de estas manchas no supone necesariamente que exista alguna enfermedad.

Sin embargo, estas lesiones son importantes porque están presentes en el 95% de los pacientes que padecen una enfermedad llamada neurofibromatosis. Concretamente, se considera un criterio de neurofibromatosis la presencia de  seis o más manchas café con leche, de un tamaño igual o mayor de 5 mm en prepúberes y de 15 mm de diámetro en adolescentes.

También pueden aparecer manchas café con leche en otras enfermedades como el síndrome de McCune-Albright, la esclerosis tuberosa y la anemia de Fanconi,  entre otras.

¿Qué cuidados debo tener?

Las manchas "café con leche" por sí mismas no  precisan ningún cuidado especial. Simplemente se deberá comprobar la evolución de las mismas (el tamaño y número de las manchas, fundamentalmente) y estar alerta por si apareciera algún otro síntoma o signo sugestivo de alguna de las enfermedades con las que se puede asociar.

Artículo publicado el  
10-7-2012, revisado por última vez el 24-7-2012
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Enfermedad de chagas
    La enfermedad de Chagas
  • Niña junto a un jarabe
    Las alergias a medicamentos
  • Niña protegida mientras patina
    Cuidando la salud de los niños de 6 a 11 años
  • Niña haciéndose un control de glucemia
    ¿Qué es la diabetes tipo 1?