EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Métodos anticonceptivos

La utilización correcta de anticonceptivos evita embarazos no deseados. Algunos de estos métodos previenen también enfermedades de transmisión sexual

Píldoras anticonceptivas y preservativo

¿Qué son los métodos anticonceptivos?

Los métodos anticonceptivos se utilizan para evitar un embarazo como consecuencia de mantener relaciones sexuales.

Los métodos llamados de barrera, como el preservativo masculino (condón) y el femenino, previenen el embarazo y protegen de contraer el sida, además de otras infecciones de transmisión sexual, como la sífilis y la gonorrea. Los métodos en los que se utilizan hormonas evitan la ovulación para que, al tener una relación sexual, no se produzca un embarazo.

Los jóvenes, con frecuencia comienzan a utilizar un método anticonceptivo meses después de iniciar las relaciones sexuales. Para evitar riesgos es importante que conozcan qué métodos existen y cómo utilizarlos.

¿Qué son los anticonceptivos hormonales y qué tipos hay?

Son preparados hormonales que se pueden utilizar durante la vida reproductiva, es decir, desde que la mujer tiene la primera regla (menarquia) hasta que deja de tenerla (menopausia).

Existen muchas formas: la píldora que se toma a diario por vía oral, los parches que se aplican en la piel, los anillos vaginales, las inyecciones que se administran cada cierto tiempo, las cánulas que se insertan debajo de la piel y los dispositivos intrauterinos, que se colocan dentro del útero.

La “píldora del día después” es un anticonceptivo de urgencia que se utiliza para disminuir el riesgo de embarazo, después de haber tenido una relación sexual sin protección. Es un medicamento hormonal que impide o retrasa la ovulación, pero nunca interrumpe el embarazo. No es abortiva y no produce ningún problema en el embrión, en el caso de que ya hubiera un embarazo.

¿Qué pruebas hay que hacer antes de utilizar los anticonceptivos hormonales?

Lo primero es acudir a un profesional sanitario para que informe de los tipos de anticonceptivos que existen. Harán preguntas acerca de si hay alguna enfermedad en la familia, como problemas de la coagulación o del corazón, si se tiene alguna enfermedad, si se está tomando algún medicamento y también acerca de hábitos, como fumar o beber alcohol. Además, medirá la tensión arterial y el peso. Si todo es normal, no es preciso realizar ningún análisis de sangre ni una exploración por parte del ginecólogo.

¿Pueden causar problemas?

Es muy poco frecuente, pero hay determinadas enfermedades o tratamientos que pueden hacer recomendable utilizar un método u otro.

Algunos anticonceptivos hormonales pueden aumentar el riesgo de problemas de la coagulación, aunque este riesgo es muy bajo.

A veces, mientras se está recibiendo un preparado hormonal, se pueden producir sangrados menstruales inesperados o alteraciones de la regla. Estos medicamentos no provocan aumento de peso, ni alteraciones del humor. En el caso de que aparezca algún efecto secundario se puede utilizar otro anticonceptivo diferente.

Los anticonceptivos hormonales tienen algunos efectos beneficiosos en la salud, como regular la menstruación, mejorar el acné y aliviar el dolor durante la regla. También reducen el riesgo de algunos cánceres, como el de útero y el de ovario.

Artículo publicado el  
22-8-2014, revisado por última vez el 11-5-2014
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Pruebas cutáneas para el diagnóstico de la alergia
    ¿Que son las pruebas cutáneas para el diagnóstico de la alergia?
  • Preguntas y respuestas sobre el asma
  • Impétigo
    Las infecciones de la piel
  • Rebanada de pan apretada por una cinta métrica
    Cómo combatir la anorexia nerviosa