EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Parche anticonceptivo

Las hormonas que libera el parche anticonceptivo a través de la piel inhiben la ovulación, evitando así el embarazo

parche anticonceptivo

¿Qué es?

El parche es un método anticonceptivo hormonal que evita el embarazo. Es una delgada lámina de plástico, de 40 por 40 mm, de color beis, que se adhiere a la piel y libera hormonas.

¿Cómo actúa?

A través de la parte adhesiva se liberan hormonas, que se absorben a través de la piel. Estas son las mismas que las que contienen las píldoras anticonceptivas: estrógeno y progestina, las cuales inhiben la ovulación, evitando así que la mujer quede embarazada.

El parche anticonceptivo es muy eficaz. Anualmente, quedan embarazadas menos de 1 de cada 100 mujeres que lo usan correctamente.

¿Quién lo puede utilizar?

La mayoría de las mujeres pueden usar el parche de manera segura, excepto:

  • Fumadoras mayores de 35 años.
  • Mujeres que sufren de migraña, trastornos de la coagulación, cáncer de mama o de hígado, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular o angina de pecho, lupus, enfermedades hepáticas graves o diabetes mellitus. 
  • Si ha tenido una trombosis venosa.
  • Si tiene hipertensión arterial.

Ventajas

  •  Es seguro y sencillo de utilizar.
  • Se coloca una vez a la semana, por lo tanto hay menos riesgo de que se olvide.
  • Es compatible con el uso de preservativo masculino o femenino.
  • Disminuye los dolores menstruales intensos.
  • Ayuda a regular los ciclos menstruales.
  • Disminuye la posibilidad de quistes en los ovarios.

Desventajas

  • Ocasionalmente, produce sangrados de escasa intensidad entre los periodos menstruales.
  • Puede despegarse parcial o totalmente.
  • No protege de las infecciones de transmisión sexual, ni del VIH.

Al igual que en el caso de los anticonceptivos orales, ciertos medicamentos y suplementos pueden disminuir la eficacia del parche anticonceptivo:

  • El antibiótico rifampicina.
  • Algunos tratamientos que se toman por vía oral para la infección por levaduras (hongos).
  • Ciertos medicamentos contra el VIH.
  • Algunos fármacos para prevenir convulsiones.
  • La hierba de San Juan.

Riesgos

Muy escasos. Los mismos que los anticonceptivos hormonales orales.

El parche anticonceptivo podría tener ocasionalmente algunos efectos secundarios, entre ellos:

  • Puede producir reacciones alérgicas en la piel, a nivel local.
  • Migrañas, mareos, náuseas o vómitos.
  • Distensión y dolor en los pechos.

Estos efectos suelen remitir después de los tres primeros meses de uso.

Dónde y cómo conseguirlo

Se puede comprar en cualquier farmacia, con receta médica.

¿Cómo se utiliza?

Se debe colocar el primer parche el primer día del comienzo del periodo menstrual para tener una protección inmediata contra el embarazo. Si empieza a usar el parche después de los cinco días, la protección comenzará 7 días después y, mientras tanto, se debe utilizar otro método de protección.

Se debe aplicar un nuevo parche una vez por semana durante tres semanas seguidas, siempre el mismo día, para que mantenga la protección. La cuarta semana se deja de “descanso”, para que aparezca la nueva menstruación.

Hay que abrir con cuidado el paquete (por ej. no se debe romper con los dientes) y sacar el parche y la película de plástico de la funda del envoltorio. Luego, se despega la mitad de la película de plástico del parche, sin tocar la parte adhesiva, que se colocará sobre una parte limpia y seca de los glúteos, el abdomen, la parte superior externa del brazo o la parte posterior superior del torso (nunca en los senos). Finalmente, se quita la otra mitad de la película de plástico y se presiona con fuerza todo el parche con la palma de la mano durante 10 segundos. No se deben usar lociones para el cuerpo, aceites, polvos, ni maquillaje en la parte de la piel donde se coloca el parche o a su alrededor, pues puede impedir que se adhiera correctamente.

Es recomendable comprobar diariamente que el parche está firmemente adherido.

Durante el descanso de una semana, generalmente tendrá su periodo menstrual. Es posible que todavía continúe con el sangrado cuando se coloque el otro parche. Esto es normal. Pero el parche se debe colocar el mismo día de la semana en que se colocó durante el último ciclo; de lo contrario, podría comprometer la protección.

Artículo publicado el  
17-4-2015, revisado por última vez el 11-4-2015
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Enfermedad de chagas
    La enfermedad de Chagas
  • Niña junto a un jarabe
    Las alergias a medicamentos
  • Niña protegida mientras patina
    Cuidando la salud de los niños de 6 a 11 años
  • Niña haciéndose un control de glucemia
    ¿Qué es la diabetes tipo 1?