EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Gripe. Recomendaciones de vacunación 2019-2020 de la Asociación Española de Pediatría

El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP) publica anualmente al inicio de la época otoñal sus recomendaciones

El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP) publica todos los años al inicio de la temporada otoñal sus recomendaciones para la vacunación antigripal para niños y adolescentes.

La gripe es una enfermedad infecciosa muy contagiosa. Los síntomas principales son fiebre, tos, mocos, dolor de garganta, así como dolores musculares y de cabeza.  En algunos casos se puede complicar y asociar a dificultad respiratoria o neumonía e incluso producir la muerte.

La vacunación es una actuación especialmente importante en la población que, por alguna condición o enfermedad de base, tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones o bien padecer una desestabilización de su enfermedad.

EL CAV-AEP, considera indicada la vacunación antigripal para los siguientes casos:

  • Grupos de riesgo: niños a partir de los 6 meses de edad y adolescentes en determinadas situaciones o con enfermedades de base que supongan un riesgo aumentado de padecer complicaciones de la gripe.
  • Niños sanos a partir de los 6 meses de edad, adolescentes y adultos sanos que convivan con algún paciente de riesgo (niño o adulto).
  • Miembros del entorno familiar cuando existan lactantes menores de 6 meses de edad con factores de riesgo, ya que estos no pueden recibir la vacuna antigripal.
  • Embarazadas, en cualquier momento del embarazo, para su propia protección y de su hijo menor de 6 meses.
  • Todos los profesionales sanitarios.

Además, el CAV-AEP considera que la vacunación antigripal de los niños mayores de 6 meses no incluidos en grupos de riesgo es una medida recomendable de forma individualizada, a valorar por la familia y el pediatra, ya que, aunque en menor medida que en los ancianos e individuos con los factores de riesgo antes mencionados, durante la infancia también pueden aparecer complicaciones asociadas a la gripe.

Es preferible emplear, de forma las vacunas antigripales tetravalentes. Este año estarán disponibles las vacunas inactivadas inyectables, pero no la intranasal atenuada. Si no se pudiera disponer de vacunas tetravalentes, se deberán utilizar los preparados trivalentes.

¿Qué niños pertenecen a los grupos de riesgo?

  • Enfermedades respiratorias crónicas: fibrosis quística, displasia  broncopulmonar, bronquiectasias, asma o bronquiolitis de repetición entre otras
  • Enfermedades cardiovasculares graves
  • Diabetes mellitus y otras enfermedades metabólicas
  • Enfermedades crónicas del riñón como por ejemplo, insuficiencia renal o síndrome nefrótico
  • Enfermedades crónicas del hígado
  • Enfermedad inflamatoria intestinal crónica
  • Enfermedades reumáticas.
  • Inmunodeficiencias congénitas (excepto el déficit de IgA aislado) o adquiridas (infección VIH, corticoides a altas dosis y mantenidas, inmunosupresores, eculizumab…)
  • Ausencia de bazo o mal funcionamiento del mismo
  • Enfermedad oncológica
  • Enfermedad de la sangre moderada o grave
  • Enfermedades neuromusculares crónicas y encefalopatías moderadas o graves. Condiciones que comprometen la función respiratoria y el manejo de secrecciones (traqueostomía, ventilación mecánica...)
  • Implante coclear
  • Enfermedad celiaca
  • Fístula de líquido cefalorraquídeo
  • Desnutrición moderada o grave
  • Obesidad mórbida
  • Prematuridad <32 semanas. Entre los 6 y 24 meses de edad
  • Síndrome de Down y otros trastornos genéticos con factores de riesgo
  • Tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico
  • Niños de 6 meses a 5 años institucionalizados tutelados por la administración
  • Adolescentes embarazadas

¿Cómo se administra?

Se debe administrar todos los años, porque los virus cambian y hay que adaptar la vacuna.

  • Niños de 6 meses a 8 años de edad: el primer año que se vacunan se precisan 2 dosis, separadas por al menos 4 semanas. Posteriormente una dosis anual
  • En los niños a partir de los 9 años y adolescentes, siempre 1 dosis por temporada.

Se ha de administrar la dosis completa, tal como viene preparada, es decir, 0,5 ml para todas las edades a partir de los 6 meses de vida.

Se aplica pinchándola en el muslo o en el brazo, según la edad.

Aunque existe una forma de esta vacuna que se administra por la nariz, este año tampoco va a estar disponible en España.

¿Qué efectos secundarios tiene?

Las vacunas antigripales han demostrado ser muy seguras. El efecto adverso más frecuente es la reacción local, con enrojecimiento y dolor en la zona de la inyección, que en general es leve y no suelen necesitar atención médica.

¿Existe alguna contraindicación?

No está indicada administrar la vacuna en las siguientes circunstancias:

  • Antecedentes de reacción anafiláctica o alérgica grave a una dosis previa de la vacuna.
  • Reacción anafiláctica o alérgica grave a algún componente de la vacuna (excepto el huevo)
  • Niños menores de 6 meses.

En las siguientes circunstancias, hay que tener precaución e individualizar cada caso:

  • Se recomienda posponer cuando exista alguna enfermedad febril o proceso agudo moderado o grave.
  • Los niños y adolescentes con alergia grave al huevo pueden ser vacunados en centros sanitarios con experiencia en el reconocimiento y tratamiento de las reacciones alérgicas graves.
  • Niños que hayan padecido un síndrome de Guillain-Barré en las 6 semanas posteriores a una vacuna antigripal previa.
  • Niños que sufrieron una púrpura trombopénica inmune en los 7 días siguientes a una dosis previa de vacuna antigripal.

La AEP considera necesaria una mayor implicación de los profesionales, las autoridades sanitarias y todos los agentes sociales para transmitir cada año a la población, y de forma especial a los padres de niños y adolescentes pertenecientes a los grupos de riesgo, las recomendaciones de vacunación frente a la gripe estacional. 

Artículo publicado el  
21-10-2019, revisado por última vez el 14-10-2019
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Vigilando al niño mientras duerme
    Recomendaciones ante un traumatismo craneal
  • Testículos
    Cuando el testículo no está en su sitio
  • Oreja de una niña
    Sordera o hipoacusia en el niño pequeño
  • Niño cerca de un pantano
    Dengue