Reflujo gastroesofágico: ¿cuándo se convierte en enfermedad?