EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Donación de la sangre del cordón umbilical

La donación del cordón umbilical puede salvar vidas. Las células madre de la sangre del cordón pueden ayudar a curar algunas graves enfermedades

Recién nacido

¿Qué es la sangre de cordón umbilical?

El cordón umbilical une el feto a la placenta durante el embarazo.  La placenta es un órgano que se desarrolla en la madre para proveer alimento y oxígeno al bebé en desarrollo a través de la sangre que circula por los vasos sanguíneos que hay en el interior del cordón umbilical. Una característica de esta sangre es que tiene una cantidad alta de “células madre sanguíneas” con capacidad para convertirse en células de sangre madura (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas).

¿Por qué donar sangre de cordón umbilical?

El cordón umbilical y la placenta se desechaban generalmente después del parto.  Sin embargo, hace unos años se descubrieron los beneficios del trasplante de la sangre de cordón umbilical a personas con ciertas enfermedades de la médula ósea, como las leucemias agudas o crónicas.

Desde entonces se han ido creando bancos públicos de sangre de cordón umbilical en todo el mundo a partir de donaciones altruistas. En España existen varios Bancos de Sangre de Cordón Umbilical y el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) coordina las búsquedas cuando un enfermo la necesita.

Las células madre de cordón umbilical se utilizan mayoritariamente para el trasplante de niños o en casos urgentes de adultos y pueden salvar las vidas de muchos de estos enfermos.

¿Quién puede ser donante de sangre de cordón umbilical?

Puede ser donante cualquier mujer sana mayor de 18 años con un embarazo y parto normales.

¿Cómo hacerse donante de sangre de cordón umbilical?

Las mujeres interesadas deben dirigirse a alguno de los Bancos de Sangre de Cordón existentes en España.  Allí se les informará sobre todo el proceso y firmarán un Consentimiento Informado.

Para la donación de la sangre de cordón umbilical será necesario:

  • Comprobar que no hay antecedentes familiares de enfermedades potencialmente transmisibles.
  • Descartar enfermedades infecciosas potencialmente transmisibles de la madre mediante un análisis de sangre.
  • Comprobar que el bebé no ha tenido ninguna enfermedad importante durante los primeros meses de vida.

La donación será altruista y anónima.

¿Cómo es la donación de la sangre de cordón umbilical?

Existen muchas maternidades en España autorizadas para recoger la sangre de cordón.

La sangre del cordón umbilical se recoge después del nacimiento del niño y de que se corte el cordón umbilical.  Se realiza entonces una simple punción del cordón umbilical mientras la placenta está todavía en el útero. La recogida de la sangre del cordón no comporta ningún peligro, ni para la madre ni para el niño.

Los datos referentes a la sangre del cordón se incluyen de forma codificada en la base de datos del banco y se envían al REDMO. Estos datos serán tratados de forma confidencial.

¿Qué se hace con la sangre de cordón umbilical?

La sangre de cordón umbilical se utiliza para cualquier enfermo que lo precise, según indicación médica y tras valorar el grado de compatibilidad,  sin discriminación por motivos de raza, nacionalidad, religión o situación económica.

Si por algún motivo no es adecuada para su uso terapéutico podrá ser utilizada para investigación.

¿Existen bancos de sangre de cordón umbilical en España?

En España existen varios bancos de sangre de cordón umbilical públicos y desde la aprobación del RD 1301/2006 (actualmente sustituido por el RD Ley 9/2014) también existen bancos de sangre de cordón  umbilical privados para eventual uso autólogo (es decir para ser usado por el propio niño en el futuro).

¿Tiene alguna utilidad el almacenamiento de la sangre de cordón umbilical para un eventual uso en el propio niño?

Muchos expertos en el tema consideran que el almacenamiento autólogo de sangre de cordón umbilical tiene muy poca utilidad. Por una parte, porque hasta un 40% de las sangres recogidas no son utilizables por no conseguir los estándares de calidad necesarios para realizar un trasplante. Y, más importante, porque la probabilidad de que la sangre de cordón umbilical almacenada sea utilizada finalmente por el niño del que procede es extremadamente baja. El motivo es que la práctica totalidad de las indicaciones de trasplante en la infancia se deben a enfermedades que tienen una base genética o congénita y, por lo tanto, pueden estar presentes en las células del cordón. Por ello, tras el diagnóstico, esta sangre de cordón umbilical se descarta no solo para el propio niño sino también para cualquier otro paciente.

Es decir, si un niño que tiene guardada su sangre de cordón umbilical tuviera que recibir un trasplante por sufrir una leucemia o enfermedad congénita tendría que recurrir a otro cordón distinto del suyo en un banco público, puesto que las células del cordón almacenado serían portadoras del mismo defecto genético responsable de su enfermedad.

Información recogida de:

Donación de sangre de cordón umbilical. Organización nacional de trasplantes.

La donación de sangre de cordón. Fundación Carreras

Artículo publicado el  
15-7-2019, revisado por última vez el 24-6-2019
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Vigilando al niño mientras duerme
    Recomendaciones ante un traumatismo craneal
  • Testículos
    Cuando el testículo no está en su sitio
  • Oreja de una niña
    Sordera o hipoacusia en el niño pequeño
  • Niño cerca de un pantano
    Dengue