EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Fiebre: ¿qué hacer cuando el niño tiene fiebre?

Ante el niño con fiebre ¿hay que dar un medicamento? ¿Hay que alternar ibuprofeno y paracetamol para bajar la fiebre?

Niña con el termómetro puesto

La fiebre es un síntoma muy frecuente en los primeros años de vida. Los niños comienzan la escolarización y,  especialmente durante el invierno, tienen muchas infecciones. “Se lo cogen todo”, por lo que con frecuencia tienen fiebre… para defenderse.

Hay que tener en cuenta que la fiebre es un mecanismo que tiene el organismo para luchar contra el ataque que supone la infección. La fiebre es la reacción del cuerpo, no la enfermedad.

La elevación de la temperatura facilita la acción de las defensas del organismo frente a las bacterias y los virus que producen las infecciones. Por lo tanto, no es necesario tratar la fiebre e intentar bajarla hasta la temperatura habitual. En cambio, sí que es recomendable aliviar el malestar que la fiebre pueda producir al niño.

Ante un niño con fiebre, lo más importante es saber cuál es la causa y estar pendiente de aquellos síntomas que indican problemas y la conveniencia de consultar al pediatra.

¿Qué medicamento se ha de utilizar para bajar la fiebre?

Para disminuir la fiebre y aliviar el malestar en los niños se utilizan habitualmente el paracetamol y el ibuprofeno. Ambos se pueden dar en gotas o en jarabe, y el paracetamol también en supositorios.

Hay que tener en cuenta que:

  • Si el niño no está afectado no ganamos nada tratando la fiebre.
  • Los antitérmicos pueden disminuir la temperatura entre 1 y 1,5 grados (ºC).
  • El objetivo no es alcanzar la temperatura corporal normal.
  • El ibuprofeno se puede utilizar a partir de los seis meses de vida.
  • No dar paracetamol a un niño menor de 3 meses sin que lo haya revisado el médico.
  • No es recomendable utilizar antitérmicos para prevenir una posible reacción ante las vacunas.
  • El paracetamol se puede administrar cada 4 o 6 horas, y el ibuprofeno cada 6 u 8 horas. Consultar siempre las dosis adecuadas según el peso del niño.
  • Es imprescindible mantenerlos fuera del alcance de los niños, ya que la ingesta de una dosis elevada produce toxicidad.

¿Hay que alternar los antitérmicos?

Ante un niño febril se ha extendido la práctica de utilizar paracetamol e ibuprofeno de forma alterna para disminuir la fiebre. Sin embargo, no hay pruebas de que alternarlos sea más eficaz para disminuir la temperatura o el malestar. Además, esta práctica de alternarlos o combinarlos aumenta el riesgo de que se produzcan confusiones a la hora de administrarlos y que se produzcan más efectos secundarios.

Por lo tanto, no se deben alternar los antitérmicos de forma habitual.

Se recomienda:

  • Tratar a los niños febriles solo cuando la fiebre se acompañe de malestar. No utilizar medicamentos con el único objetivo de reducir la fiebre.
  • No  es aconsejable combinar o alternar ibuprofeno y paracetamol.
  • No se deben dar los dos a la vez.
  • No alternarlos. Solo hacerlo si el malestar es intenso y persiste o recurre antes de la dosis siguiente.

Hay que recordar que la fiebre no es una enfermedad, sino una respuesta defensiva y que el tratamiento de la fiebre está orientado a aliviar el malestar. Más recomendaciones ante el niño con fiebre en el “Decálogo de la fiebre”.

Artículo publicado el  
10-1-2014, revisado por última vez el 18-3-2014
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Niña con cáncer
    Los linfomas
  • Niña con exantema en la espalda
    El exantema súbito o "sexta enfermedad"
  • Píldoras y preservativo en un bolillo de un pantalón
    ¿Qué métodos anticonceptivos existen?
  • Sección de un ojo
    ¿Cómo funciona el ojo?