EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Lactancia materna. ¿Mi bebé aumenta poco de peso?

La mayoría de lactantes alimentados al pecho están sanos y crecen y engordan a un ritmo normal

Lactante en una báscula

La evolución del peso en el bebé es un motivo frecuente de preocupación para los padres. Pero en la mayoría de los casos, todo responde a un curso normal del crecimiento del bebé. He aquí algunos datos que pueden ser útiles:

  • Todos los recién nacidos pierden peso durante los primeros 3 - 5 días de vida y recuperan el peso del nacimiento en torno a los7 a10 días de vida. Tras el parto, durante la estancia del bebé en el hospital, los profesionales sanitarios vigilarán la instauración de la lactancia y el peso del recién nacido. Es conveniente que a las 48-72 horas del alta, el bebé sea valorado en el centro de salud para comprobar la evolución de la lactancia y el peso, especialmente en aquellos bebés con una pérdida de peso superior al 7% con respecto al peso al nacer.
  • Existen unas curvas de crecimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para realizar el seguimiento del crecimiento del lactante, que muestran cuál debería ser el crecimiento en condiciones óptimas de los bebés amamantados. El pediatra comprobará en cada revisión cómo evoluciona el bebé. Las diferencias con las curvas de crecimiento previas, es que éstas recogen la evolución de los bebés alimentados con lactancia materna exclusiva o predominante durante los primeros 4 meses y posteriormente lactancia materna junto con otros alimentos, mientras que las previas se basaron en el crecimiento de lactantes alimentados con pecho y/o formula artificial. Los bebés que toma fórmula artificial, engordan de un modo más rápido que los que toman pecho, por eso es importante el uso de las gráficas de la OMS. 
  • Esta herramienta requiere una interpretación correcta y además no es la única con la que se valora al bebé. Más allá de los parámetros del peso o la longitud, que pueden tener variaciones muy amplias dentro de la normalidad,  el pediatra y la enfermera valorarán otros datos importantes: la exploración física, el desarrollo y el ritmo de deposiciones o micciones.

De forma orientativa, el ritmo de ganancia de peso durante los primeros meses de vida es el siguiente:

  • 0 - 6 semanas: 20 g/día
  • Menos de 4 meses: 100-200 g/semana
  • 4 - 6 meses: 80-150 g/semana
  • 6 - 12 meses: 40-80 g/semana

El crecimiento del niño debe controlarlo el pediatra y la enfermera en la consulta. Durante el primer mes de vida, los controles de salud son más frecuentes, después si todo marcha bien, los controles se van espaciando salvo situaciones especiales por indicación del pediatra. Conviene seguir las revisiones que se pauten, sin obsesionarse por las cifras, el pediatra individualizará y valorará cada caso de manera conveniente.

Artículo publicado el  
23-1-2012, revisado por última vez el 15-10-2019
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Golpes en la cabeza, ¿qué nos debe preocupar?
  • Niño quejándose de dolor  de barriga
    Diarrea por Campylobacter
  • Niño con protección tras una circuncisión
    ¿Qué hago si mi hijo tiene fimosis?
  • Niño distraído
    Trastorno por déficit de atención/hiperactividad