EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Plagiocefalia y casco ortopédico

Niña con casco ortopédico

Las deformidades craneales han aumentado desde que los lactantes duermen boca arriba para prevenir la muerte súbita infantil. Aunque la mayoría de ellas mejoran a partir de los seis meses con medidas sencillas (cambiarles de postura, poner al niño boca abajo cuando esté despierto), a muchos niños se les recomienda que lleven casco.

En un estudio se han dividido a 84 lactantes de 5 y 6 meses con deformidad craneal moderada en dos grupos: un grupo de niños fue tratado con casco y el otro sin casco, dejando que la deformidad siguiera su evolución natural. Cuando tuvieron 2 años la forma de la cabeza, medida mediante unas técnicas precisas, era similar en los dos grupos.

Los autores del estudio concluyen que el casco no es el tratamiento de primera elección en los niños con deformidades craneales leves o moderadas. Esto no es aplicable si la deformidad es grave, si es un niño prematuro o tiene alguna enfermedad genética.

Más información en: Evidencias en Pediatría. El uso del casco en bebés con deformidad craneal es controvertido

No te vayas sin leerlo

  • Espigas de trigo
    La enfermedad celiaca
  • Parálisis braquial obstétrica
    Parálisis del brazo en el recién nacido
  • Bebé regurgitando en el cuello de su padre
    Reflujo gastroesofágico en los bebés
  • Niño con megaloeritema. Imagen original de Andrew Kerr: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Fifth_disease.jpg
    Megaloeritema