EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Tratamiento de la epilepsia. Fármacos antiepilépticos

Existen algunos tipos de epilepsia que no precisan medicación

Fármacos

El tratamiento de la epilepsia tiene como objetivo inicial evitar la aparición de nuevas crisis.

Para ello existen unas recomendaciones generales:

  • Higiene del sueño adecuada con horarios regulares, evitando dormir en exceso o en defecto.
  • Evitar consumo de alcohol o drogas de abuso.
  • Ser precavidos con las luces parpadeantes, si existe fotosensibilidad.

Existen algunos tipos de epilepsia que no precisan medicación. Será el neuropediatra quien decida si está indicado el tratamiento y con qué fármaco.

Actualmente hay más de 20 fármacos antiepilépticos con diferentes mecanismos de acción sobre el cerebro. No todos valen para todos los tipos de epilepsia, teniendo cada uno sus indicaciones, contraindicaciones y sus posibles efectos secundarios.

¿Cómo se deben tomar?

Una vez seleccionado el fármaco más adecuado, el neuropediatra indicará la dosis (según la edad y el peso del niño) y cuántas veces al día tiene que tomarlo, procurando siempre la mínima dosis eficaz.

Se recomienda que la introducción, así como si se tiene que retirar, no se haga bruscamente sino de una forma paulatina.

Es muy importante el adecuado cumplimiento diario del tratamiento pautado, con unos horarios lo más estables posibles.

¿Se debe hacer algún control?

En algunas ocasiones, para ayudar al ajuste de las dosis, se solicitará la realización de análisis para ver los niveles en sangre del fármaco antiepiléptico. Estos se harán antes de la dosis correspondiente. 

Además, según la medicación que tome el niño, se tendrán que realizar controles en sangre para detectar posibles efectos secundarios en el hígado o en otros órganos.

¿Tienen efectos secundarios?

Aunque los medicamentos más nuevos tienen cada vez menos efectos secundarios, ningún fármaco antiepiléptico está exento de ellos.

Los más frecuentes suelen ser mareos, alteraciones del sueño, somnolencia, irritabilidad o lesiones en la piel.

Ante cualquier síntoma inusual se deberá consultar con el pediatra.

¿Tienen interacciones con otras medicaciones?

El riesgo de interacción con los medicamentos de uso habitual en la infancia como paracetamol o ibuprofeno es mínimo. Si precisase otro tratamiento diferente es recomendable consultar previamente con su pediatra.

¿Cuál es la eficacia y el pronóstico?

La epilepsia es una tendencia del cerebro para crear crisis que, en algunas ocasiones, pueden desaparecer con el tiempo.

Entre el 50-90 % de los niños quedan sin crisis con un solo fármaco. Un 20-30 % restante se controla con un segundo fármaco. Sólo si tras un año con dos medicamentos no se consigue un control adecuado, se hablaría de epilepsia refractaria.

Artículo publicado el  
13-5-2019, revisado por última vez el 5-5-2019
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Parálisis braquial obstétrica
    Parálisis del brazo en el recién nacido
  • La prueba de la tuberculina
    Prueba de la tuberculina
  • Niña con Síndrome de Down
    Síndrome de Down: ¿qué hay que prevenir?
  • Niño solitario
    Síndrome de Asperger