EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Consumo de tabaco en el embarazo

No debe consumirse tabaco durante el embarazo

El tabaco es muy perjudicial para la madre embarazada. Cuando las mujeres fuman tienen menor fertilidad y más abortos. Durante el embarazo, el consumo de tabaco se asocia a recién nacidos de bajo peso, parto prematuro, aumento de malformaciones del corazón, riñón, cara y extremidades, entre otros. Los niños expuestos al tabaco durante el embarazo tienen disminución de la función pulmonar, están más irritables y tienen mayor riesgo de muerte súbita.

En España, en el año 1991, hasta el 35% de las mujeres embarazadas fumaban. Posteriormente ha disminuido de forma progresiva, aunque en los dos últimos años se ha producido un aumento, llegando al 20% de mujeres que siguen fumando durante el embarazo.

Lo ideal es que la mujer fumadora deje el hábito de fumar antes del embarazo. También se desaconseja el uso de cigarrillos electrónicos, por contener nicotina y no existir una dosis de este producto que pueda considerarse segura durante el embarazo.

Es recomendable que, tanto el padre como la madre, dejen el tabaco al menos 3 meses antes del embarazo, para proteger la formación de las células reproductivas.

Más información en:

No te vayas sin leerlo

  • Ecografía de tiroides
    Tiroiditis
  • Mujer con un blíster de píldoras
    Dudas frecuentes sobre la píldora
  • Células de la sangre
    El pronóstico de la leucemia ha mejorado mucho en las ultimas décadas
  • Madre embarazada
    ¿En qué consiste una Amniocentesis?