EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Alergia a los animales

La caspa de los animales es la principal responsable de la alergia a animales

¿Qué es y por qué se produce?

La caspa de los animales es la principal responsable de la alergia a animales. Estos, igual que las personas, van renovando la piel lentamente, y desprenden partículas microscópicas de caspa que flotan en el aire y al respirarlas pueden provocar en algunas personas síntomas de alergia.

El pelo también puede causar alergia, pero menos frecuentemente, ya que suele quedar en el suelo y no pasa al aire. También se puede tener alergia a la orina, o a la saliva de los animales En ese caso, se presentarían síntomas en la piel después de ser lamido por un perro, por ejemplo.

¿Qué síntomas causa y cómo sospecharla?

Puede producir asma, rinitis, conjuntivitis, urticaria y edema o inflamación.

A veces es fácil sospechar la causa porque los síntomas aparecen pocos minutos después de tener contacto con el animal implicado. Sin embargo, en otras ocasiones es más complicado porque la clínica se presenta al cabo de unas horas o es provocada por animales no visibles (por ejemplo ratones).

El contacto diario con el animal en casa puede producir una inflamación de los órganos de choque (vía aérea, piel, conjuntiva) que los hace más sensibles a toda clase de estímulos como infecciones, otras alergias, ejercicio, aire frío, contaminación, etc.  Esto provoca síntomas agudos no diarios que desorientan sobre la causa.

¿Puede producir alergia cualquier animal?

Los animales “de pelo” son una causa frecuente de alergia. Los que más alergias causan son los gatos, seguidos de los perros y los caballos. También pueden provocar alergia los conejos, hámsteres, vacas, ovejas, etc.

Los animales de plumas causan alergia con menos frecuencia.

¿Se puede tener alergia, aunque no se tengan animales?

Sí, es frecuente. Una persona se puede hacer alérgica a algún animal y tener síntomas al respirar o contactar con su caspa a través de contactos indirectos.

La caspa animal se queda flotando en el aire de las casas o en espacios abiertos como circos y ferias, aunque los animales no estén presentes en esos momentos. La caspa del gato especialmente persiste en el aire mucho tiempo.

 Además, las personas que se mueven en ambientes con animales van recogiendo caspa en su ropa y cuando se desplazan la transportan a los lugares donde van, como colegios, casas de familiares, etc.

¿Cómo se diagnostica?

La historia clínica es primordial para establecer una sospecha diagnóstica y planificar la solicitud de pruebas complementarias. Como en otras alergias, se pueden hacer pruebas en piel, análisis de sangre y pruebas de provocación..

¿Cómo se trata?

La medida más eficaz es evitar el contacto con el animal responsable de la alergia. Si la causa es un animal del domicilio, se recomienda retirarlo de la casa. Durante unos meses todavía pueden persistir niveles altos de partículas. A veces los síntomas no desaparecen por completo porque fuera de casa, el niño puede seguir expuesto, pero la concentración de estas y el tiempo de exposición será mucho menor.

Si se decide no retirar el animal de la casa, para disminuir el riesgo de alergia se aconseja:

  • Tocarlo lo menos posible.
  • El animal no debe entrar en la habitación del niño, y mucho menos dormir en ella.
  • Se debe lavar al animal con frecuencia. Existen productos en las tiendas de animales y veterinarias para que no desprenda tanta caspa.

Igual que en otros tipos de alergia se puede aplicar: tratamiento de rescate cuando aparecen síntomas, tratamiento preventivo según la gravedad de los síntomas y posibilidad de tratamiento inmunoterápico frente a algunos animales cuando no se pueda evitar el contacto con ellos.

 

Artículo publicado el  
18-1-2021, revisado por última vez el 18-1-2021
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.