EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Diarrea por Campylobacter

Como en todas las gastroenteritis, lo principal es evitar la deshidratación del niño, reponiendo los líquidos que pierde con los vómitos y la diarrea

Niño quejándose de dolor  de barriga

¿Qué es la infección por Campylobacter?

Las infecciones por Campylobacter son la causa más común de diarrea bacteriana en el mundo. Se han descrito más de 20 especies de Campylobacter, siendo las más relacionadas con diarrea en niños el Campylobacter jejuni y el Campylobacter coli.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más habituales son los de una gastroenteritis: malestar general, fiebre, dolor abdominal (frecuentemente), vómitos y diarrea, que a menudo se acompaña de sangre en las heces. La duración habitual es de 2 a 10 días, aunque en algunos casos puede haber recaídas o complicaciones (artritis reactiva, glomerulonefritis, etc.).

Sin embargo, en muchas ocasiones las infecciones por C. jejuni son subclínicas, es decir, pasan desapercibidas sin producir ningún síntoma.

¿Qué puedo hacer? ¿Cuándo debo consultar?

Como en todas las gastroenteritis, lo principal es evitar la deshidratación del niño, reponiendo los líquidos que pierde a través de los vómitos y la diarrea, con la ingesta de líquidos como el suero de rehidratación oral. Se ofrecerán pequeñas cantidades en caso de vómitos repetidos, hasta que mejore la tolerancia por la boca. Es importante vigilar los signos de deshidratación: el niño orina poco, llora sin lágrimas, tiene los labios y la lengua secos, está muy decaído… este es el signo principal.

Deberá consultar al pediatra si:

  • No tolera líquidos, ni siquiera en cantidades pequeñas y frecuentes.
  • Las deposiciones son muy frecuentes y abundantes.
  • Presenta alguno de los signos de deshidratación descritos.
  • El niño tiene mal aspecto, decaimiento llamativo o mal estado general.
  • Se queja de dolor abdominal intenso, que no cede con analgésicos habituales (paracetamol o ibuprofeno).

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de sospecha se establece mediante los síntomas del paciente y la confirmación se puede llevar a cabo por la identificación de la bacteria en el cultivo de las heces (coprocultivo).

¿Cómo se trata?

La medida más importante de tratamiento consiste en la reposición adecuada de líquidos, como se ha indicado previamente, y el tratamiento sintomático de la fiebre, el malestar y el dolor abdominal.

La mayoría de los niños con infecciones por Campylobacter se recuperan en pocos días, sin necesdad de tomar medicamentos. Si se ha realizado un cultivo de heces (coprocultivo), cuando se conoce el resultado se habrá producido ya la curación. En aquellos casos de diarrea prolongada o grave, en niños menores de 3 meses o inmunodeprimidos estará indicada la prescripción de tratamiento antibiótico.

¿Cómo se puede prevenir?

En la mayoría de los casos la transmisión se produce por haber comido alimentos crudos o poco cocinados, sobre todo la carne de ave. También puede producirse, aunque es menos frecuente, por ingerir leche cruda no pasteurizada o agua no tratada, contacto con animales domésticos o personas infectadas y el viaje a países en vías de desarrollo. Por tanto, la principal medida de prevención consistirá en la adecuada preparación de alimentos de procedencia animal y evitar el contacto con animales o personas con síntomas de la infección (extremar la higiene de manos). 

Artículo publicado el  
27-7-2018, revisado por última vez el 18-7-2018
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Ecografía de tiroides
    Tiroiditis
  • Mujer con un blíster de píldoras
    Dudas frecuentes sobre la píldora
  • Células de la sangre
    El pronóstico de la leucemia ha mejorado mucho en las ultimas décadas
  • Madre embarazada
    ¿En qué consiste una Amniocentesis?