EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Alimentación en la etapa escolar (de los 6 a los 11 años)

Es un buen momento para afianzar los buenos hábitos alimentarios y hacer que las comidas sean pausas cotidianas para la comunicación familiar

Niño tomando una manzana en el patio del colegio

En esta etapa son muy influenciados por los compañeros y la publicidad. También tienen más autonomía para decidir. Por eso hay que mantener los buenos hábitos en casa y explicar las razones.

Para empezar el día: un desayuno completo

Esto mejora el rendimiento en la escuela.

Un desayuno completo debe incluir lácteos, pan o cereales y fruta. Así tiene energía, proteínas y vitaminas.

Mejor, cuando se hace en familia y cada uno va colaborando en una tarea: hacer el zumo, preparar las tostadas…

Tomar algo saludable a media mañana

El recreo es para jugar, o sea, mejor algo que se coma rápido. Un bocadillo o una fruta. Y agua para beber.

El almuerzo en casa o en el comedor, cuanto más variado mejor

Calculen que el plato tiene tres partes: una para los vegetales, otra para las féculas (arroz, patatas o pasta) o el pan y la tercera, para la carne o el pescado.

Las cantidades aumentan un poco.

El mejor postre es la fruta o medio vaso de zumo natural. Su vitamina C ayuda a que se asimile el hierro.

Es conveniente que los niños participen en las tareas de poner, quitar y servir la mesa.

Es mejor comer con la televisión apagada. Así se puede charlar.

Merienda rica y sana

Un bocadillo crujiente. Un vaso de leche o un yogur. O fruta.

Aunque sea muy poco ¡que sea algo saludable! Sobre todo si hay deportes o actividades extraescolares.

Cenar variado, en familia y ¡sin la tele!

Una sopa caliente en invierno o ensalada en verano.

Huevos o pescado o carne, con un poco de verdura como guarnición.

Fruta y, si apetece, otra ración de leche.

Aprendiendo a comer sano en familia

Los padres deben enseñar a comer sano en todas las edades y en variadas situaciones:

  • Con su propio ejemplo: ¡comer sano es un placer!
  • Planificando un menú variado semanal.
  • Explicando por qué se compra un producto o se guisa de cierta manera.
  • Con la despensa llena de alimentos saludables y vacía de “tentaciones”.
  • Estimulando a que colaboren en la cocina y en la compra.
Artículo publicado el  
10-9-2013, revisado por última vez el 20-10-2013
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Prevención ácaros
    ¿Cómo disminuir la exposición a los ácaros del ambiente?
  • By Paula Monasor (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons
    El hipertiroidismo
  • Riñones
    El nefroblastoma o tumor de Wilms
  • Exploración rodilla
    ¿Los niños pueden tener artritis?