EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Miositis aguda

Los dolores musculares asociados a infecciones víricas pueden ser muy molestos, pero no suelen tener complicaciones y desaparecen en pocos días.

Niño con miositis

¿Qué es?

La miositis es la inflamación de los músculos que aparece, en la mayoría de los casos, asociada a una infección vírica. Es habitual en los niños. El virus de la gripe es el que más frecuentemente se ha encontrado asociado a esta enfermedad.

Otras posibles causas de inflamación muscular, mucho menos frecuentes, son: infecciones bacterianas, medicamentos, enfermedades reumáticas, metabólicas, musculares (miopatías) o hipotiroidismo.

¿Cuáles son los síntomas?

Habitualmente, los niños presentan dolores musculares intensos (mialgias), sensibilidad muscular y debilidad, característicamente en las pantorrillas, aunque otros músculos pueden verse afectados. Estos síntomas musculares suelen aparecer al cabo de unos días de comenzar con fiebre, disminución del apetito, síntomas catarrales, diarrea o vómitos.

Debido al dolor muscular, los niños pueden andar de puntillas, rechazar andar o no querer ponerse de pie.

El cuadro clínico es limitado y los síntomas se resuelven completamente en 3-10 días.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es clínico, sin necesidad de pruebas complementarias.

¿Cómo se trata?

El tratamiento consiste en reposo relativo, abundante hidratación y fármacos para controlar el dolor hasta la desaparición espontánea de los síntomas.

¿Cómo se puede prevenir?

La prevención de la miositis aguda vírica consiste en evitar el contagio de la infección vírica mediante unos buenos hábitos higiénicos, sobre todo lavarse frecuentemente las manos.

¿Puede tener alguna complicación?

La miositis aguda vírica es benigna y autolimitada en la gran mayoría de los casos.

Una posible complicación, aunque muy infrecuente, es la destrucción de las fibras del músculo (rabdomiolisis). Esta conlleva la liberación de una proteína llamada mioglobina, que al eliminarse por el riñón puede dañarlo, y la elevación de enzimas musculares en la sangre (CK).

En cuadros de miositis graves, con el objetivo de descartar esta complicación, el pediatra valorará la necesidad de realizar una prueba en la orina para buscar la presencia anormal de mioglobina (orina oscura) y análisis de sangre para valorar la elevación de la CK. 

¿Cuándo debo consultar?

Los signos y síntomas de alarma por los que deberán consultar son los siguientes:

  • Orinas oscuras y afectación del estado general.
  • Progresión crónica del cuadro.
  • Dolor muscular asimétrico.
  • Aparición de una erupción persistente en la piel.
  • Aparición de una inflamación importante localizada, con enrojecimiento o supuración del músculo.
Artículo publicado el  
29-11-2018, revisado por última vez el 28-11-2018
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Ecografía de tiroides
    Tiroiditis
  • Mujer con un blíster de píldoras
    Dudas frecuentes sobre la píldora
  • Células de la sangre
    El pronóstico de la leucemia ha mejorado mucho en las ultimas décadas
  • Madre embarazada
    ¿En qué consiste una Amniocentesis?