EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Tatuajes

Los tatuajes o “tatoos“ son un arma de doble filo; por un lado pueden ser vistosos, pero también pueden acabar siendo una mala decisión

Tatuaje

¿Qué es un tatuaje?

El tatuaje es una herida punzante en las capas profundas de la piel que se rellena con tinta.

¿Cómo se hacen los tatuajes?

Los tatuajes se hacen por medio de punciones con agujas u otros instrumentos que inyectan los tintes directa y profundamente en la piel. El resultado es la coloración permanente de la misma.

La micropigmentación consiste en la introducción más superficial (debajo de la epidermis) de pigmentos y colorantes. La duración es de meses o años.

¿Por qué se hacen?

La costumbre de decorarse el cuerpo con un significado cultural o místico existe desde hace milenios.

En la actualidad, en el mundo occidental, los motivos para realizar un tatuaje en la piel pueden ser:

  • El deseo de ser único y diferenciarse de los demás.
  • Experimentar con el cuerpo.
  • Rebelarse contra lo convencional.
  • Agradar a los amigos y formar parte del grupo.

¿Pueden causar problemas de salud?

Los tatuajes no están exentos de problemas e inconvenientes.

Al realizar los tatuajes pueden trasmitirse infecciones como el sida, la hepatitis B o C. Esto puede ocurrir si no se utilizan agujas de un solo uso.

La zona del tatuaje puede infectarse. Para su prevención es muy importante que la técnica de realización sea limpia y que después se sigan las recomendaciones de higiene.

Se pueden producir reacciones alérgicas a los tintes utilizados.

La presencia de tatuajes en determinadas zonas corporales en ocasiones es una contraindicación u obstáculo para la aplicación de determinadas técnicas anestésicas (epidural o raquianestesia) o pruebas de imagen (resonancia magnética).

En cuanto a las emociones, el tatuaje puede acabar produciendo un efecto negativo en el joven. Esto pasa en el caso de una imagen mal elegida, que produzca burlas y rechazo. Tatuarse el nombre de la pareja se convierte fácilmente en algo indeseado, sobre todo en la adolescencia, cuando las emociones cambian con frecuencia. A veces, por las características de la piel, el resultado no es bueno y la imagen puede quedar borrosa y con colores poco definidos. Todos estos aspectos pueden afectar de forma negativa la autoestima del adolescente. 

¿Qué tener en cuenta a la hora de hacerse un tatuaje?

  • Puede ser recomendable hablarlo con personas que ya se lo hayan realizado.
  • Tener en cuenta que son para toda la vida.
  • No tomar la decisión si se está bajo los efectos de alguna sustancia como el alcohol.
  • Es importante elegir un lugar adecuado para realizarlo.
  • Puede producir dolor mientras se hace.

¿Qué recomendaciones hay que seguir a la hora de hacerse un tatuaje?

Los tatuajes se deben realizar en centros autorizados, con los permisos reglamentarios, y que dispongan de un espacio apropiado. No es recomendable hacerse un tatuaje en lugares que no son estables, como en los conciertos, los mercados o las ferias.

En muchos sitios es preciso ser mayor de 18 años. Por ello, los menores deben acudir con los padres.

El material tiene que ser de un solo uso. Los instrumentos y materiales han de estar limpios y en buen estado de conservación.

Observar que la persona que lo realiza:

  • Se lava las manos con agua y jabón y utiliza guantes.
  • Limpia la zona que se va a tatuar con agua estéril o suero.
  • Lava la zona con una solución con alcohol o yodo.
  • Utiliza material desechable.
  • Usa agujas estériles en envoltorios que se abren delante de nosotros

¿Qué hay que hacer después de tatuarse?

Lo más importante es mantener la zona del tatuaje limpia y lavarla con agua y jabón a diario.

Si se observa que el área donde se ha hecho el tatuaje se hincha, se pone roja, caliente, tiene pus o mal olor se debe consultar al médico.

¿Se puede eliminar un tatuaje?

Se puede eliminar con un láser especial. Hay que tener en cuenta que esta técnica:

  • Puede producir problemas como irritación e hinchazón.
  • La piel puede quedar teñida o decolorada.
  • Es costosa.
  • Son necesarias varias sesiones y es doloroso.

¿Qué pueden hacer los padres ante la solicitud de un hijo de hacerse un tatuaje?

Es recomendable hablar del tema abiertamente, conocer los riesgos que conlleva y las precauciones que se deben tomar.

Se pueden plantear alternativas que no requieran la perforación de la piel, aunque debe evitarse la llamada henna negra, por las frecuentes reacciones alérgicas cutáneas que provoca.

Es recomendable establecer un tiempo para pensar y que el adolescente tenga suficiente información sobre el tema.

Nunca amenazar con castigos, ya que esto perjudica la confianza y bloquea la comunicación entre padres e hijos.

Artículo publicado el  
13-1-2014, revisado por última vez el 18-3-2014
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Lactante con dolor abdominal
    Invaginación intestinal
  • Dentatura de una niña
    ¿Por qué tenemos dientes?
  • Parche
    Ojo vago
  • Cepillado de dientes
    Manchas en los dientes