EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

El niño viaja seguro: sistemas de retención infantil

Todos los niños de menos de 1,35 m de altura deben viajar en el coche en una silla homologada para su peso y talla. Además de ser obligatoria, puede salvar su vida en caso de accidente.

El niño viaja seguro

¿Qué son los sistemas de retención infantil?

Llamamos así a las sillas y otros dispositivos de sujeción (capazos, elevadores con arnés y elevadores) homologados para transportar a los niños de forma segura en los coches.

¿Por qué es importante que los niños los utilicen?

Porque sabemos que el riesgo de lesiones disminuye un 75% cuando el niño viaja en un sistema de retención correctamente colocado.

En caso de accidente, si el niño no está bien sujeto, sale proyectado y se golpea contra el interior del coche con una fuerza mucho mayor a la de su propio peso. Esta fuerza es capaz de producir lesiones graves o mortales, incluso circulando por ciudad a una velocidad menor de 50 km/hora. Hay que tener en cuenta que los accidentes de circulación son una de las primeras causas de mortalidad infantil en los países desarrollados, además de provocar las lesiones más importantes.

¿Qué dice la ley española sobre cómo deben viajar los niños en el coche?

  1. Respecto de los asientos delanteros del vehículo: Queda prohibido circular con menores de doce años situados en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto. Excepcionalmente, cuando su estatura sea igual o superior a 135 centímetros, los menores de doce años podrán utilizar como tal dispositivo el propio cinturón de seguridad para adultos de que estén dotados los asientos delanteros.
  2. Respecto de los asientos traseros del vehículo: Las personas cuya estatura no alcance los 135 centímetros deberán utilizar obligatoriamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso. Las personas cuya estatura sea igual o superior a 135 centímetros y no supere los 150 centímetros podrán utilizar indistintamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso o el cinturón de seguridad para adultos.

Es decir, los sistemas de retención infantil son OBLIGATORIOS para todos los niños de menos de 135 cm de altura y deben ser productos HOMOLOGADOS para su peso y talla. Por la seguridad de los niños es recomendable que sigan haciendo uso de ellos hasta alcanzar los 150 cm de altura.

Llevar al niño sin el sistema de retención correspondiente se considera una infracción grave y lleva aparejada una sanción para el conductor de hasta 200 euros y retirada de tres puntos del carnet de conducir.

¿Qué debo tener en cuenta al comprar una silla?

Lo fundamental es que la silla debe adecuarse al peso del niño y ser un producto homologado.

Las sillas se clasifican, según el peso de los niños, en los grupos 0, 0+,1, 2 y 3. Sin embargo, existen algunas sillas que permiten combinar varios grupos con seguridad. En la parte trasera de la silla aparece habitualmente la etiqueta de homologación con información sobre el fabricante, la normativa de homologación, el peso del niño y el número de serie. Es recomendable comprar una silla que cumpla con la última norma de homologación (ECE R44/04), ya que será más segura.

Grupos de sillas y peso y talla admitidos:

Portabebés del grupo 0 (de 0 a 10 kg y menos de 76 cm)

Dentro de este grupo están los capazos adaptados para recién nacidos, de hasta 10 kilos de peso. Debe instalarse en el asiento posterior del vehículo, en posición transversal. La cabeza del niño debe estar orientada hacia el interior del coche para protegerle mejor en caso de colisión lateral.

Sillas infantiles del grupo 0 y 0+ (de 0 a 13 kg y menos de 92 cm)

Sillita para llevar al bebé en la parte trasera o en la parte delantera del vehículo, siempre que el airbag del copiloto esté desconectado o no disponga de él. La colocación de la sillita será siempre en sentido contrario a la marcha. El sistema protege al bebé a través de unos arneses dispuestos en la propia silla, que va anclada al vehículo.

Sillas infantiles del grupo 1 (de 9 a 18 kg y de 92 a 108 cm)

El niño va sujeto a la silla a través de un arnés y éste al coche, permitiendo su colocación en ambos sentidos de la marcha. Es muy importante ajustar la silla a medida que crece el niño y evitar holguras, tanto en los arneses, como en la instalación con el cinturón. Se debe tener cuidado con la ropa de abrigo, que debe quitarse o al menos desabrocharse para que el arnés quede bien pegado al cuerpo del niño. Además, ha de controlarse siempre que el niño no saque los brazos de los arneses. Este grupo puede adquirirse con anclaje Isofix.

Sillas infantiles del grupo 2 (de 15 a 25 kg y de 98 a 123 cm)

El elevador con respaldo permite adaptar el recorrido del cinturón de 3 puntos del coche a los sistemas de retención, utilizando el cinturón de seguridad del vehículo para sujetar al niño. Con este sistema el niño puede viajar en el asiento delantero o en el trasero y en el sentido de la marcha. Al igual que en el grupo anterior, es importante tener cuidado con la ropa de abrigo para que el cinturón quede bien pegado al cuerpo.

Sillas infantiles del grupo 3 (de 22 a 36 kg y de 115 a 150 cm)

El elevador permite que el niño pueda utilizar el cinturón de 3 puntos del coche. Puede ir tanto en el asiento delantero como en el trasero, en el sentido de la marcha.

No es conveniente tener prisa para cambiar a los niños a una silla del grupo superior. Para los más pequeños, una silla del grupo 0+ es más segura que una silla del grupo 1 para los pesos en que ambos grupos se solapan. Asimismo, se recomienda utilizar un elevador con respaldo (grupo 2) hasta que el pequeño mida 1,35 metros, si el sistema lo permite.

¿Todas las sillas son igual de seguras?

Conviene conocer que hay en el mercado algunos complementos diseñados para aumentar la seguridad de las sillitas:

  • El sistema Isofix: es un sistema de anclaje de la sillita a la carrocería del coche que facilita su colocación y evita errores de instalación. Además de dos anclajes al asiento tiene un tercer punto de anclaje, llamado Top Tether o una pata de apoyo que sujeta la silla al suelo del vehículo. No todos los coches permiten el sistema de anclaje Isofix, por lo que antes de comprar una silla con este sistema conviene consultar el manual del coche.
  • El cojín de seguridad: es un innovador sistema de protección para niños del grupo 1 (9-18 kg) que consiste en un cierre anterior con un cojín de seguridad. Elimina los arneses de sujeción con lo que se disminuye el riesgo de que los niños saquen los brazos y los desplazamientos cervicales. Sin este cojín, el sistema de retención puede ser utilizado para el grupo 2.
  • Otros dispositivos de protección: protectores cervicales, protectores de impacto lateral, reguladores en altura del reposacabezas, etc.

El Real Automóvil Club de España (RACE) y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizan periódicamente estudios comparativos de las diferentes marcas de sillitas. Es conveniente consultarlos antes de decidir.

Para finalizar, debemos recordar que la silla tiene que estar correctamente fijada al coche y el niño bien sujeto a ella para que cumpla su función. En caso de accidente no sirve de mucho tener una buena silla pero mal colocada.

En la página web de la Direccion General de Tráfico hay una seccion divulgativa que aconseja de forma gráfica acerca de los sistemas de retención infantil.

Sillas Infantiles: seguridad y consejos de uso (RACE)

Información sobre los autores

Artículo publicado el  
24-3-2012, revisado por última vez el 3-10-2013
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Los niños y la Ley de Autonomía del Paciente
  • Rotavirus. Imagen de GrahamCol procedente de http://en.wikipedia.org/wiki/File:Multiple_rotavirus_particles.jpg
    La vacuna contra el rotavirus
  • Consejos sobre el uso de televisión, Internet y teléfono móvil por los niños
  • Lavado de manos
    Trastorno obsesivo compulsivo