EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Vacuna frente al virus del papiloma humano

Con esta vacuna se busca prevenir los cánceres provocados por este virus y, sobre todo, en las mujeres, el de cuello de útero

Proteccion frente al virus del papiloma humano

¿Qué es el virus del papiloma y qué enfermedades produce?

El virus del papiloma humano (VPH), también llamado papilomavirus, es un germen muy extendido que afecta a más de la mitad de las pernonas que tienen relaciones sexuales, aunque en la gran mayoría de ellas no les provoca ningún problema y vencen la infección genital sin tan siquiera haberla notado.

Solo cuando persisten los virus durante muchos años (20-30) en el organismo y si son de determinadas familias concretas (tipos) es cuando pueden provocar un tumor maligno: el cáncer de cuello de útero o cérvix uterino y otros tumores en ambos sexos, como los faríngeos.

Otro problema que provocan estos virus son las verrugas genitales, que son benignas, pero molestas y frecuentes, afectando también a ambos sexos.

[Descargar el cartel en PDF desde este enlace]

¿Qué tienen que ver los hombres en esto?

Respecto al cáncer de útero, el papel de los hombres es el de transmisores del virus, aunque también se han descrito cánceres genitales y de otras localizaciones en los varones provocados por el VPH. Las verrugas genitales, mucho más frecuentes, las padecen ambos sexos.

¿La Asociación Española de Pediatría aconseja vacunar del virus del papiloma?

Sí. La asociación de pediatras recomienda esta vacunación en todas las chicas adolescentes que vivan en España y también recomienda valorarlo en los varones.

¿Por qué vacunar contra esta infección?

La vacunación es eficaz especialmente si no se ha producido la infección y esto solo puede garantizarse cuando aún no se han iniciado las relaciones sexuales. Por esta razón, son los preadolescentes y adolescentes los que potencialmente resultarán más beneficiadas de los efectos preventivos de la vacuna.

Una persona que ya haya sido infectada por los tipos de VPH que contienen las vacunas no responderá a la vacunación, pero sí en caso de infección por solo alguno de ellos o ante reinfecciones.

¿Qué vacunas hay frente al virus del papiloma? 

En la actualidad hay dos vacunas en el mercado, Gardasil® y Cervarix®; ambas protegen contra los dos tipos de papilomavirus que con mayor frecuencia (70-80%) son causantes del cáncer. Las personas vacunadas desarrollan defensas que evitan la infección por estos virus en caso de contacto, aunque hay que tener presente que no todos los papilomavirus implicados en los tumores están contenidos en las vacunas disponibles hoy en día.

Las vacunas no sirven como tratamiento de las lesiones precancerosas provocadas por el virus.

Uno de los preparados, Gardasil®, protege también contra la infección por los papilomavirus que habitualmente causan las verrugas genitales benignas.

¿Cómo se administra la vacuna?

Es una vacuna inyectable que se pone habitualmente en el hombro. Está incluida en los calendarios de vacunación de todas las comunidades autónomas españolas, administrándose a las chicas de entre 11 y 14 años (consultar calendarios). Está admitido su empleo en niñas y mujeres de 9 años de edad en adelante y una de ellas, Gardasil®, también en varones. La pauta completa consta de 2 o 3 dosis y se finaliza en 6 meses. Como las demás vacunas, si se administra, debe anotarse en la cartilla personal de vacunaciones.

Una de las vacunas comercializadas, Gardasil®, está autorizada para su administración a varones como modo de prevenir en ellos las verrugas genitales.

¿Qué debo hacer si se ha olvidado una dosis?

Aunque es conveniente completar la vacunación en 12 meses, si ha olvidado una dosis deberá ponerse la o las dosis que falten, sin necesidad de volver a empezar toda la serie de nuevo.

¿Puede ponerse la vacuna del virus del papiloma al mismo tiempo que las otras vacunas del calendario?

La vacuna frente al VPH se puede administrar simultáneamente con otras vacunas del calendario infantil.

¿Cuáles son las reacciones adversas de la vacunación?

El riesgo de que esta vacuna produzca un efecto adverso grave es extraordinariamente raro. Las únicas reacciones adversas comunes son el dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección, y fiebre poco importante. Dado que esta vacuna la reciben con frecuencia adolescentes, no son raras las reacciones vagales (mareos o lipotimias) en el momento de la vacunación, por lo que se recomienda administrar la vacuna con el receptor sentado o recostado.

Finalmente, uno de los “riesgos” más temidos de la vacunación es que equivocadamente traiga consigo una disminución en el seguimiento de los controles preventivos, mediante citologías vaginales, en la vida adulta de la mujer. Asimismo continuará siendo preciso y por lo tanto recomendable, seguir manteniendo las medidas adecuadas que sirvan de barrera para evitar el contagio de otras infecciones de transmisión sexual y los embarazos no deseados.

¿Cuándo está contraindicada la vacuna del papiloma?

Esta vacuna solo estará contraindicada cuando haya sucedido previamente una reacción alérgica grave (anafilaxia) con una dosis de vacuna contra el VPH o cuando se padezca una enfermedad importante. Estas contraindicaciones son comunes al resto de las vacunas.

[Artículo compartido con el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría]

Artículo publicado el  
11-8-2011, revisado por última vez el 13-6-2016
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Pruebas cutáneas para el diagnóstico de la alergia
    ¿Que son las pruebas cutáneas para el diagnóstico de la alergia?
  • Preguntas y respuestas sobre el asma
  • Impétigo
    Las infecciones de la piel
  • Rebanada de pan apretada por una cinta métrica
    Cómo combatir la anorexia nerviosa