EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Decálogo de la anafilaxia pediátrica

El tratamiento de la anafilaxia es la adrenalina intramuscular, que debe administrarse en la parte lateral del muslo lo antes posible

Imagen procedente del Manual de Anafilaxia Pediátrica

La sociedad española de inmunología clínica, alergología y asma pediátrica (SEICAP) acaba de publicar un manual sobre anafilaxia pediátrica para ayudar a los pediatras a diagnosticar y tratar mejor las situaciones en las que se produce una reacción anafiláctica. Además, en el capítulo 11 “Educación sanitaria” y en los anexos se proporciona importante información de interés para las familias.

A continuación, el decálogo:

  1. La anafilaxia es la reacción alérgica más grave que puede producirse, se instaura rápidamente y puede provocar la muerte.
  2. El número de niños que tienen una reacción anafiláctica está aumentando considerablemente.
  3. Los desencadenantes más importantes de anafilaxia en los niños son los alimentos (leche, huevo, pescado y frutos secos), las picaduras de himenópteros (avispas, abejas) y los fármacos (antibióticos betalactámicos).
  4. Los síntomas aparecen generalmente en las primeras 2 horas tras la exposición al alérgeno. Los síntomas cutáneos son los más frecuentes, pero siempre tiene que haber dos o más órganos afectados.
  5. El diagnóstico de anafilaxia es fundamentalmente clínico, aunque en algunos casos pueden ser de utilidad determinaciones de laboratorio (triptasa).
  6. El tratamiento de elección es la adrenalina intramuscular a 0,01 mg/kg (máximo 0,5 mg), que debe administrarse en la parte lateral del muslo, lo antes posible.
  7. Todo niño que ha sufrido una anafilaxia debe ser remitido al hospital y permanecer durante unas horas en observación. Al alta será derivado a una unidad de alergia pediátrica, de modo preferente, para que sea evaluado.
  8. Ell niño que ha sufrido una anafilaxia y su familia deben de disponer al menos de dos autoinyectores de adrenalina y conocer su manejo. Además, lo deben de llevar siempre consigo.
  9. El pediatra indicará por escrito las medidas necesarias dirigidas a prevenir el riesgo de anafilaxia y dará un protocolo de actuación en caso de que se produzca una reacción, tanto para el paciente y su familia, como para el colegio.
  10. El niño alérgico deberá estar siempre identificado y controlado en el colegio y su entorno, y los profesores deben estar adiestrados en el manejo del autoinyector de adrenalina. Es recomendable llevar una placa o pulsera con código QR identificando las alergias.
Artículo publicado el  
24-7-2017, revisado por última vez el 23-7-2017
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Optometría
    La miopía
  • Adolescentes consumiento alcohol
    ¿Será que se droga mi hijo?
  • Niña con Síndrome de Down
    Síndrome de Down: ¿qué hay que prevenir?
  • Retirada de una garrapata
    Picaduras de garrapata