EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Alergia: autoinyector de adrenalina

Disponer de un autoinyector de adrenalina y saber cómo usarlo puede salvar la vida a un niño alérgico

Utilización de un autoinyector de adrenalina

Algunos niños con alergia pueden tener una reacción alérgica grave. Esta reacción se llama reaccion anafiláctica y puede ser mortal si no se trata rápidamente.

¿Qué síntomas produce la reacción anafiláctica?

La reacción anafiláctica ocurre tras estar en contacto con una sustancia a la que se es alérgico (alergeno). Lo más frecuente es que ocurra inmediatamente después de estar en contacto con el alergeno, aunque puede ocurrir hasta unas horas más tarde. Puede producirse por diferentes sustancias, pero los alimentos (frutos secos, huevos, leche, pescado), medicinas (penicilina) o animales (picaduras de abeja o avispa) son las causas más frecuentes.

Cuando se produce la reacción anafiláctica, de forma brusca, en minutos o en pocas horas, aparecen de forma progresiva lesiones en la piel (urticaria, picor o enrojecimiento) o en las mucosas (picor de nariz y de paladar, hinchazón de los labios, de la lengua o de la campanilla), junto con dificultad para respirar o disminución de la tensión arterial, lo que produce mareo o pérdida de conciencia. Los casos más graves pueden llevar a la muerte por shock anafiláctico.

¿Por qué es importante utilizar adrenalina?

Porque es un tratamiento muy eficaz y puede evitar la muerte de la persona con shock anafiláctico.

¿Qué preparados hay con adrenalina?

Existen ampollas con adrenalina, que está en forma líquida, y hay que utilizar una jeringuilla y una aguja, tomando la cantidad que sea necesaria.

Los autoinyectores son dispositivos que tienen la medicación incluida, y son fáciles de transportar y utilizar por cualquier persona.

Cada autoinyector tiene una cantidad fija de adrenalina. Hay uno con dosis infantil de 0,15 mg (150 microgramos) de adrenalina y otro con dosis para niños mayores y adultos, de 0,30 mg (300 mcg).

¿Cuándo hay que administrarla?

Los autoinyectores de adrenalina se deben utilizar ante cualquier síntoma de reacción anafiláctica, a la vez que se solicita ayuda médica urgente. Si hay duda de si es necesario utilizarla, es mejor aplicarla que esperar a que la situación empeore.

Los primeros síntomas de una reaccion anafiláctica son sensación de opresion en la garganta, dificultad al respirar, hinchazon de los labios y la lengua, manchas en la piel o picor. Sintomas graves son dificultad para tragar, respirar o hablar, hinchazón de la garganta o de la boca, dolor abdominal, náuseas, vómitos, debilidad, mareo, sentir que el corazón va muy rápido, ansiedad. Puede caerse el paciente al suelo y quedar inconsciente.

¿Qué cantidad?

El tamaño de autoinyector es el que haya recomendado el médico que atiende al niño. Como regla general los autoinyectores con 0,15 mg son adecuados para niños que pesan hasta 25 kg y los de 0,3 mg para los niños que pesan más de 25 kg y adultos.

¿Cómo administrarla?

  1. Sujetar el autoinyector con la mano dominante con el dedo gordo cerca del tapón de color.
  2. Quitar el tapón de color con la otra mano.
  3. Colocar el extremo negro del autoinyector en la parte externa del muslo y clavarlo enérgicamente en perpendicular a la pierna. Se puede hacer a través de la ropa, si fuera necesario. Escuchar el clic del disparo del aparato.
  4. Ha de mantenerse apretado contra la pierna durante 10 segundos. 
  5. Retírar y desechar el autoinyector. A continuación se puede dar un masaje en la zona de la inyección durante unos segundos.

¿Cuándo empieza a hacer efecto?

La medicina empieza a hacer efecto de forma inmediata. Si el niño no mejora en 5 minutos tras utilizar el inyector, se puede repetir otra dosis utilizando un autoinyector nuevo.

Se debe esperar 5 minutos para comprobar si ha hecho efecto, antes de administrar otra dosis.

¿Qué efectos secundarios tiene?

Puede que, tras ponerle la adrenalina, el niño tenga alguno de los siguientes síntomas. Lo habitual es que desaparezcan tras un rato de reposo:

  • Vómitos.
  • Sentir que el corazón va más rápido.
  • Frío en las manos y pies.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor de cabeza.
  • Sudor.
  • Que la piel donde se pinchó la adrenalina se ponga más pálida.

¿Qué hay que tener en cuenta?

  • El inyector hay que aplicarlo en el muslo y nunca en otra parte del cuerpo.
  • El niño siempre debe llevar el inyector consigo.
  • Hay que comprobar que tanto el niño como las personas que cuidan al niño saben cómo utilizarlo si tiene una reaccion anafiláctica.
  • Comprobar la fecha de caducidad y desechar los autoinyectores caducados.

¿Dónde guardarlo?

  • Mantenerlo fuera del alcance de otros niños.
  • Almacenarlo por debajo de 25 ºC. No guardarlo en la nevera o congelador.
  • Protegerlo de la luz (llevarlo dentro de su envase).
Artículo publicado el  
29-2-2012, revisado por última vez el 1-4-2014
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Niño con dolor de cabeza
    ¿Por qué le duele la cabeza?
  • esofagitis
    Esofagitis eosinofílica: una enfermedad joven
  • Células de la sangre
    El pronóstico de la leucemia ha mejorado mucho en las ultimas décadas
  • Zóster en el brazo
    El herpes zóster o "culebrilla" puede aparecer en niños