EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Enfermedad de Chagas

Es una enfermedad parasitaria propia de zonas pobres de Latinoamérica que muchas veces permanece oculta durante años

Enfermedad de chagas

La enfermedad de Chagas o tripanosomiasis americana se produce por un parásito llamado Tripanosoma cruzi. Se calcula que hay unos 10 millones de personas infectadas en el mundo. En 2008 causó la muerte a más de 10.000 personas. Es una enfermedad muy común en zonas rurales de Latinoamérica (países endémicos). En los últimos años, a consecuencia de los movimientos migratorios de la población, han aparecido casos en las zonas urbanas de Latinoamérica y en otras regiones del mundo.

¿Qué germen causa la enfermedad y como se transmite?

La enfermedad la causa un parásito, el Tripanosoma cruzi, que se trasmite a los animales y a las personas por insectos llamados chinches riduvieos o triatomas (conocidos popularmente como vinchuca, chinche besucón o chupón). Los triatomas viven durante el día en las grietas de las viviendas de barro. Pican por la noche para alimentarse, defecando en la piel. El hombre se infecta al frotarse la piel, arrastrando heces contaminadas hacia la herida de la picadura, otras heridas o directamente a los ojos o la nariz. El parásito penetra y se desarrolla en dentro de cuerpo en la sangre, ganglios, piel, músculo cardiaco y aparato digestivo, apareciendo entonces los síntomas y las complicaciones de la enfermedad. Estos insectos solo existen en países latinoamericanos.

La gente también se puede infectar a través de las siguientes vías: transmisión congénita de una madre infectada a su hijo, trasfusiones de sangre contaminada, trasplante de órganos de donantes infectados, ingesta de alimentos contaminados y por exposición accidental en un laboratorio.

¿Cuáles son sus síntomas?

Tras un periodo de incubación de 5-14 días (hasta 40 días si se transmite por transfusiones de sangre), la enfermedad presenta dos fases.

En la primera (fase aguda), que dura semanas o meses, la enfermedad no da síntomas o solo síntomas leves: fiebre, dolores musculares, aumento del tamaño del hígado, bazo o de los ganglios linfáticos; en algunos pacientes picados por triatomas puede aparecer una característica inflamación en la piel (chagoma) o una hinchazón amoratada y no dolorosa de un párpado (signo de Romaña). En algunos niños se afecta gravemente el corazón (miocarditis) o el cerebro (meningoencefalitis). En general, los síntomas desaparecen por sí solos en unas cuantas semanas o meses.

Si no se trata la infección, persiste muchos años (fase crónica). Durante la fase crónica las personas permanecen la mayoría de las veces sin síntomas. Sin embargo, tras 20 o 30 años, algunas pueden tener complicaciones graves:

  • complicaciones cardiacas: agrandamiento del corazón, arritmias cardiacas, insuficiencia cardiaca, paro cardiaco (muerte súbita) con una altísima mortalidad.
  • complicaciones intestinales: un pequeño número de personas puede tener agrandamiento del esófago o del colon, con dificultad para comer o defecar.
  • complicaciones neurológicas:  muy variables.

Aproximadamente una de cada tres personas infectadas tiene este tipo de complicaciones en algún momento de su vida.

¿Cómo se diagnóstica?

La enfermedad de Chagas se diagnostica a través de análisis de sangre. En la fase aguda se pueden ver los parásitos en la sangre mediante el microscopio. En la fase crónica se hacen estudios de la sangre llamados pruebas serológicas para estudiar la infección.

¿Cómo se trata?

Existen tratamientos médicos que matan al parásito. Son eficaces casi en el 100% en las primera etapa de la enfermedad aguda y muy poco en la enfermedad crónica. Están contraindicados durante el embarazo.

Se recomienda el tratamiento de todas las personas con infección aguda, infección congénita y en las personas con enfermedades previas. También los niños con enfermedad crónica. Los adultos con enfermedad crónica también se pueden beneficiar del tratamiento

¿Cómo se puede prevenir?

En la actualidad no hay medicamentos ni vacunas para prevenir la enfermedad. En caso de viajes a países endémicos, las medidas para prevenir la enfermedad son dormir en edificios bien construidos, rociar las viviendas con insecticidas de acción persistente, utilizar mosquiteras impregnadas de permetrina, usar ropa protectora y repelente de insectos en zonas expuestas de la piel y controlar de alimentos crudos que pudiesen estar contaminados. Otras medidas de prevención, en especial en países no endémicos: control de los donantes de sangre y de órganos de origen latinoamericano, control de las mujeres embarazadas de origen latinoamericano, y diagnóstico precoz y tratamiento de los recién nacidos de madres que estén infectadas, así como de sus otros hijos.

¿Qué hacer si se ha estado en contacto con un enfermo?

La enfermedad de Chagas no se transmite por contacto entre personas. No hay que tomar ninguna medida de precaución. 

 
Artículo publicado el  
29-4-2013, revisado por última vez el 24-2-2014
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Niña con cáncer
    Los linfomas
  • Niña con exantema en la espalda
    El exantema súbito o "sexta enfermedad"
  • Píldoras y preservativo en un bolillo de un pantalón
    ¿Qué métodos anticonceptivos existen?
  • Sección de un ojo
    ¿Cómo funciona el ojo?