EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Preservativo femenino

El preservativo es uno de los métodos de barrera más utilizados en el mundo para evitar el embarazo y prevenir la transmisión de enfermedades

Preservativo femenino

¿Qué es?

El preservativo, además de actuar como anticonceptivo, evita el contagio de infecciones de transmisión sexual tanto en el coito vaginal, como en el coito anal y el sexo oral. Existen dos tipos de preservativos, para hombres y para mujeres.

En este artículo se explica el preservativo femenino, que consiste en una funda fina, elástica y lubricada que se coloca en la vagina antes del coito. Está hecho de poliuretano. Tiene 2 anillos, uno para colocar dentro de la vagina y el otro fuera, tapando la vulva.

¿Cómo funciona?

Al colocarlo se evita el contacto entre el esperma y el útero, impidiendo el embarazo; además, protege de las enfermedades de transmisión sexual durante el sexo vaginal. El preservativo es de un solo uso, lo que significa que no es reutilizable.

Si se usa correctamente, en el 95% de los casos es efectivo.

¿Quién lo puede utilizar?

Lo pueden utilizar mujeres de todas las edades.

¿Ventajas?

  • Cuando se usa correctamente, es un método efectivo para evitar el embarazo.
  • No tiene efectos secundarios.
  • Protege a las parejas de las infecciones de transmisión sexual como el SIDA, la gonorrea, clamidia, etc.
  • Lo pueden utilizar las personas alérgicas al látex.
  • No necesita receta médica y es económico, aunque más caro que el preservativo masculino (alrededor de 4 euros la unidad).

¿Desventajas?

  • Aunque es bastante resistente se puede romper, especialmente si no se utiliza correctamente.
  • Si el preservativo se queda retenido en el interior de la vagina se debe extraer introduciendo un dedo. En este caso su eficacia no puede ser garantizada, por lo que puede ser necesario recurrir a la píldora del día después.
  • Durante la penetración se puede introducir el pene al lado del preservativo; en este caso no sería eficaz.
  • No se puede utilizar durante la menstruación.
  • Ocasionalmente, puede producir irritación de la vagina.

¿Riesgos?

No hay riesgo por usar los preservativos.

¿Dónde y cómo conseguirlo?

  • En farmacias; no precisa receta médica.

¿Cómo se utiliza?

Es importante comprobar antes de la utilización la fecha de caducidad. Hay que sacar el preservativo del embalaje con cuidado para no dañarlo (p. ej. no romper el envase con los dientes).

Debe ponerse en una posición cómoda (tumbada en la cama, con una pierna encima de una silla, etc.), apretando la parte cerrada del preservativo sobre el anillo y colocándolo dentro de la vagina hasta donde se llega con los dedos. El segundo anillo se tiene que quedar por fuera cubriendo los labios (la vulva).

Para la retirada, se debe apretar y enrollar el anillo que se ha quedado fuera tirando suavemente.

El preservativo se puede colocar hasta 8 horas antes de su uso y debe utilizarse solo una vez. No se deben usar juntos un preservativo masculino y otro femenino al mismo tiempo, ya que por la fricción se pueden romper.

Se reomienda lavar las manos y el pene antes de un nuevo contacto sexual con la pareja.

Artículo publicado el  
10-10-2014, revisado por última vez el 15-9-2014
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Niño con dolor de cabeza
    ¿Por qué le duele la cabeza?
  • esofagitis
    Esofagitis eosinofílica: una enfermedad joven
  • Células de la sangre
    El pronóstico de la leucemia ha mejorado mucho en las ultimas décadas
  • Zóster en el brazo
    El herpes zóster o "culebrilla" puede aparecer en niños