EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

¡Ya está aquí la vuelta al colegio!

El final del verano es un buen momento para “repasar” buenos hábitos de salud

Recomendaciones sobre el sueño

Para empezar bien el día hay que dormir bien. Ahora puede ser una buena ocasión para proponerse que los niños tengan una adecuada higiene y unos hábitos saludables de sueño. Es recomendable acostarse pronto desde unos días antes de la vuelta a clase, para que los niños se adapten a los nuevos horarios. Los niños desde los 3 a los 5 años suelen dormir 10 a 12 horas y entre los 6 y los 10 años alrededor de 10 horas al día.  Los adolescentes necesitan dormir alrededor de 8-10 horas diarias; también suelen acostarse y levantarse más tarde que el resto de la familia.

Los malos hábitos, como actividades que mantienen alerta antes de dormir (videojuegos, móvil,  televisor) tienen consecuencias en el desarrollo y en el rendimiento académico.

Alimentación

El desayuno es la primera comida del día y debería cubrir un 25% de las necesidades calóricas diarias. Después de las horas de sueño, y por tanto de ayuno, el cuerpo necesita la energía del desayuno para empezar las actividades del día.

Un buen desayuno admite muchos alimentos, como por ejemplo un lácteo, cereales y fruta entre otros.

Para el recreo, no es aconsejable llevar bollería, es preferible un bocadillo o una fruta y para beber, agua en lugar de lácteos o zumos. Recordar que el agua es la mejor bebida natural en todas las edades de la vida y es el principal líquido de hidratación en el niño, debiendo beber a lo largo del día una cantidad suficiente, en especial durante o tras las actividades deportivas.

Es recomendable revisar el menú escolar y, de esta manera, planificar la cena y la comida del resto del día, complementando con los alimentos que no haya tomado.

Es aconsejable aumentar el consumo de verduras y hortalizas, legumbres, cereales integrales, pescado y disminuir el exceso de carnes y derivados, grasas y alimentos de alta densidad energética.

¿Cómo ir al colegio?

  • Caminando: Siempre que sea posible, se debe alentar a que los niños vayan al colegio caminando pero hay que asegurarse de que el niño va por una ruta segura y de que conoce las normas de seguridad vial
  • En bicicleta: Siempre utilizar un casco para ciclismo, independientemente de lo largo que sea el recorrido. Conocer las reglas de circulación y respetarlas.
  • En el autobús escolar: se debe enseñar a los niños a ir en autobús al colegio solos .Esperar a que el autobús se detenga antes de acercarse a él, desde el borde de la acera. Si el autobús está equipado con cinturones de seguridad, deberá utilizarlos obligatoriamente. No caminar ni quedarse parado nunca detrás del autobús, pues es una zona de nula visibilidad por el chófer. Si tiene que cruzar la calle después de bajar del bus, enseñarle a hacer contacto visual con el conductor. Y siempre cruzar cuando el conductor esté mirándole.
  • En el coche: salir con antelación teniendo en cuenta el tráfico y caminos alternativos. Por supuesto, evitar las prisas, el estrés y los excesos de velocidad. Todos los pasajeros deben utilizar los dispositivos de seguridad apropiados. Los niños de menos de 1,35 m de altura deben viajar en el coche en una silla homologada para su peso y talla. Y siempre en los asientos traseros del vehículo. 

¿Que debemos hacer con las mochilas?

Las mochilas son una forma práctica de llevar los libros y el material escolar.

Sin embargo, si se transportan de forma incorrecta, pueden producir problemas en la espalda de los niños y adolescentes. Por ello es fundamental escogerlas bien y saber como organizar el contenido

¿Y después del colegio?

Muchos niños realizan actividades tras la escuela. Es conveniente que las actividades sean apropiadas para la edad, que no impidan que el niño tenga tiempo de descanso y juego libre y que no se conviertan en una obligación más.

No se debe olvidar que los niños deben realizar diariamente ejercicio físico, y que este debe ser un momento de diversión y juego. Son preferibles las actividades en grupo, divertidas y al aire libre que permitirán un refuerzo positivo. Se recomienda la realización de actividad física moderada o vigorosa durante un mínimo de 60 minutos diarios, pudiendo repartirse en dos o más sesiones.

Poco a poco van llegando a casa con “los deberes”. Estas tareas escolares tienen como objetivo afianzar y reforzar los contenidos trabajados en la clase. El tiempo empleado debe ser acorde a la edad del niño y no dificultar que tenga tiempo de ocio y de juego.

Por último siempre es buen momento para revisar la cartilla de vacunación de los niños antes del inicio del curso escolar, incluyendo la vacunación frente a la covid en niños mayores de 5 años.

¡Desde aquí os deseamos un feliz regreso a la escuela!

Artículo publicado el  
5-9-2022, revisado por última vez el 5-9-2022
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.