EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Babeo

El babeo es frecuente en los bebés, sobre todo cuando les salen los dientes. Si es intenso y brusco puede haber algo en la boca que les moleste

Bebé babeando

El babeo es la salida de la saliva por la boca, bien por una producción excesiva o por una incapacidad para contenerla o tragarla. Es muy frecuente en los niños, sobre todos los lactantes.

¿Cuáles son las causas?

En los más pequeños, desde los 2-3 meses de edad, es muy común y suele asociarse a la aparición de la dentición, aunque esto no siempre sea así.

En niños más mayores también se produce, sin ninguna causa aparente, aunque es más frecuente en niños con algún problema de retraso mental o parálisis cerebral. Cuando aparece de forma más o menos brusca con o sin fiebre, puede estar asociado a infecciones de la boca o de la garganta. Otras causas, como algunos medicamentos u otras enfermedades que pueden causar babeo en adultos, son raras en los niños.

Mi hijo babea, ¿cuándo debo consultar?

Como el babeo es tan frecuente y no suele dar problemas más allá de que el niño esté húmedo y pueda tener alguna irritación de la piel de la cara y el cuello, no es necesario consultar por este motivo.

En los casos de aparición brusca, asociado a algunos síntomas o signos preocupantes como fiebre, dolor al tragar o dificultad para respirar, está indicada una valoración por el pediatra para determinar la causa.

Artículo compartido con la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria.

Artículo publicado el  
31-5-2011, revisado por última vez el 2-5-2014
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Niño quejándose de dolor de cabeza
    ¿Los niños pueden tener cefalea tensional?
  • Lesiones de psoriasis
    La psoriasis
  • Botella de leche y rollo de papel higiénico
    Intolerancia a la lactosa
  • Niños bebiendo leche
    El raquitismo y la vitamina D