EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Enfermedad por el virus del Ébola

Es una enfermedad con una baja capacidad para infectar, pero que provoca una alta mortalidad, por lo que hay que evitar su diseminación

Virus del Ébola

¿Qué es el ébola?

El ébola es una enfermedad infecciosa causada por un virus, que produce una fiebre hemorrágica en las personas que la padecen. La epidemia actual está causada por el virus Ébola‐Zaire.

El origen de la enfermedad se encuentra en el mundo animal. Los murciélagos son el reservorio del virus; es decir, son animales portadores del virus que no desarrollan la enfermedad.  

¿Cómo se ha producido el brote actual?

El brote actual de enfermedad por el virus del Ébola (EVE) comenzó en Guinea Conakry en diciembre de 2013. Una niña de 2 años falleció 4 días después de comenzar con fiebre, vómitos y deposiciones oscuras; posteriormente, su familia presentó un cuadro similar. El Instituto Pasteur de Lyon confirmó que se trataba de la cepa Ébola‐Zaire. En marzo de 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó del brote de EVE en Guinea Conakry, que después se extendió a Liberia, Sierra Leona, Senegal y Nigeria. En la República Democrática del Congo, que también hay ébola, no es el mismo brote.

Los días 17 y 19 de octubre de 2014, la OMS declaró a Senegal y Nigeria países libres de ébola, al no presentar nuevos casos transcurridos 42 días.

¿Cómo se transmite?

Se transmite a los humanos a través del contacto con un animal infectado, vivo o muerto, y se disemina de persona a persona por el contacto directo con la sangre o los fluidos (vómito, heces, orina, saliva, semen…) de la persona infectada.  No se trasmite por el aire, es decir, no se contagia al hablar, ni porlos estornudos. Las personas con mayor riesgo de contraer la enfermedad son las que han estado con los enfermos, generalmente sus familiares y allegados  y el personal sanitario que los atiende. Los menores no tienen más riesgo de infectarse que el resto de la población.

Se trata de una enfermedad con una baja capacidad para infectar, mucho menor que la gripe, pero que produce una alta mortalidad, que oscila entre el 50% y el 80% (en el brote actual, 54%) de los afectados, por lo que es necesario tomar medidas con rapidez para evitar su diseminación.  La transmisión se puede controlar aislando al paciente infectado.  El virus se destruye por el calor (5 minutos en ebullición o una hora a 60 ºC) y por algunos desinfectantes, como la lejía.

¿Cuáles son las manifestaciones clínicas?

El periodo de incubación varía entre 2 y 21 días, aunque en el brote actual no supera los 15 días en la mayoría de los casos.

Los síntomas de la enfermedad por virus del Ébola incluyen fiebre, que no siempre es muy alta, ya que los lactantes pueden cursar sin fiebre, debilidad intensa, dolor de cabeza y de garganta, vómitos, dolor abdominal y diarrea. En los niños pueden aparecer erupciones o lesiones en la piel. Según evoluciona la enfermedad, se puede acompañar de hemorragias en la piel, a nivel intestinal o en la conjuntiva ocular, y termina produciendo un fallo hepático o renal.  

Se sospechará la enfermedad por el virus del Ébola en un niño procedente de un país de África donde exista esta enfermedad (Guinea Conakry, Liberia, Sierra Leona o República Democrática del Congo) y que además presente fiebre u otros síntomas compatibles. El diagnóstico se confirma mediante un análisis de sangre.  

¿Cómo se trata?

Actualmente no existe un medicamento que cure la enfermedad, ni una vacuna que la pueda prevenir, aunque contamos con fármacos antivirales que pueden contribuir a mejorar su evolución. A algunos enfermos se les está administrando “suero hiperinmune” obtenido de pacientes que han conseguido superar la enfermedad, al parecer con buenos resultados.

¿Existe vacuna?

Las compañías farmacéuticas trabajan contra reloj para desarrollar una vacuna efectiva que impida la infección por el virus. Están en marcha varios ensayos clínicos en animales y alguno ya en humanos, y es posible que a finales de este año o comienzos del próximo ya pueda empezar a utilizarse.

¿Dónde encontrar más información?

Las sociedades pediátricas  pertenecientes a la Asociación Española de Pediatría que están directamente implicadas en el manejo de los niños con enfermedad por virus del Ébola han elaborado un documento con el objetivo de proporcionar información y recomendaciones a la población y a los profesionales para la prevención y  la atención de esta infección en los niños.

Artículo publicado el  
12-11-2014, revisado por última vez el 11-11-2014
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Tumor cerebral
    Los tumores cerebrales
  • Chimenea
    Cómo evitar intoxicaciones por monóxido de carbono
  • Sección de un ojo
    ¿Cómo funciona el ojo?
  • Niño solitario
    Síndrome de Asperger