EnFamilia

Escrito por pediatras, pensado para las familias

Vacuna tetravalente frente a la gripe

Las vacunas tetravalentes de la gripe incluyen componentes de 4 cepas del virus, frente a las hasta ahora más usadas que solo incluían 3 cepas

vacunas

La gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa. Causada por un virus, este se transmite muy fácilmente entre personas a través del aire (tos y estornudos), las manos o mediante objetos. La medida más eficaz para prevenir esta enfermedad, que se manifiesta principalmente en la época invernal, es la vacunación.

¿Cuántos virus de la gripe hay?

Tal y como explica la Organización Mundial de la Salud, hay cuatro tipos de virus de gripe estacional: A, B, C y D. Los tipos A y B son los causantes de las epidemias estacionales, por eso son los que se incluyen en las vacunas para que el cuerpo pueda protegerse con tiempo frente a ellos. Concretamente, las sustancias que se inoculan en el cuerpo son fracciones del virus muerto. Los virus C se detectan con menos frecuencia y, además, solo causan infecciones leves. Por su parte, los virus de tipo D no afectan al ser humano, solo al ganado.

Mientras que los virus tipo A pueden clasificarse en diferentes subtipos según las combinaciones de las dos proteínas de su superficie, los virus de la gripe del tipo B pertenecen solo a dos “familias” o linajes: B/Yamagata y B/Victoria.

Según datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe del Instituto de Salud Carlos III, en España, durante la temporada de otoño 2017 - invierno 2018, el 65 % de los casos de gripe estuvieron provocados por un virus de tipo B; y el 35 % por un virus de tipo A. Dentro de los virus del tipo B, los más frecuentes fueron los de la familia B/Yamagata.

¿Por qué hay que vacunarse todos los años?

El virus de la gripe tiene una alta capacidad de mutación y los tipos de virus de la gripe que circulan van cambiando de año en año. Así, nuestras defensas no pueden reconocerlos y protegerse, lo que puede volver a provocar la enfermedad cada nueva temporada invernal.

Por esta razón, cada año hay que fabricar una vacuna diferente, adaptada a los cambios que ha experimentado el virus y a aquellas cepas que estén circulando. La Organización Mundial de la Salud, de acuerdo con los datos de los centros de vigilancia epidemiológica que hay en todo el mundo, es el organismo encargado de decidir cuáles son las cepas de los diferentes tipos de virus que cada año debe contener la vacuna.

¿Qué vacunas hay disponibles actualmente para protegerse de la gripe?

Desde este año 2018, en España están disponibles tanto las vacunas antigripales trivalentes (es decir, que tienen tres cepas) como las vacunas tetravalentes (que tienen cuatro cepas).

En este momento, salvo en unas pocas comunidades autónomas (Asturias, Canarias, Castilla y León y Galicia), las vacunas trivalentes son las más habituales en los centros de salud. Es decir, entre las financiadas por las comunidades autónomas para la población de riesgo y a la que se le recomienda la vacunación. Las vacunas tetravalentes están disponibles en las oficinas de farmacia.

¿Qué diferencia hay entre la vacuna trivalente y la tetravalente?

La diferencia entre la vacuna trivalente frente a la gripe y la tetravalente es el número de cepas de virus de la gripe que se incluyen en ella. La vacuna trivalente frente a la gripe incluye cada año tres cepas: dos de tipo A y uno de tipo B. Por su parte, la vacuna tetravalente incluye cuatro: dos de tipo A y dos de tipo B, de los cuales, uno es del linaje B/Victoria y otro del B/Yamagata.

En la medida en la que es difícil saber con antelación a qué linaje pertenecen las cepas B que van a circular durante la temporada, la vacuna tetravalente permite aumentar el nivel protección. Además, las vacunas tetravalentes han mostrado en los estudios ser igual de seguras que las trivalentes. Esto significa que se pueden utilizar en las mismas situaciones que las trivalentes.

¿Qué vacuna se recomienda utilizar?

Ante el nivel de evidencia científica disponible, el Comité Asesor de Vacunas de la AEP aconseja emplear, preferentemente y siempre que estén disponibles, vacunas antigripales tetravalentes. En caso de no disponerse de ellas, la recomendación es emplear las vacunas trivalentes.

En el caso de la población pediátrica, el CAV-AEP recomienda la vacunación a:

  • Niños a partir de 6 meses y adolescentes que padezcan alguna enfermedad que pueda complicarse con una gripe (asma, diabetes, procesos cardiovasculares…)
  • Niños sanos, adolescentes y adultos que convivan con pacientes con enfermedades para las que la gripe suponga un riesgo de complicación.
  • A los miembros del entorno familiar de los lactantes menores de 6 meses con factores de riesgo, ya que estos no pueden recibir la vacuna antigripal.

Igualmente, para esta temporada, la Organización Mundial de la Salud ha presentado en primer lugar la composición recomendada de la vacuna tetravalente, frente a la trivalente.

Artículo publicado el  
31-10-2018, revisado por última vez el 29-10-2018
La información ofrecida en En Familia no debe usarse como sustituta de la relación con su pediatra, quien, en función de las circunstancias individuales de cada niño o adolescente, puede indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

No te vayas sin leerlo

  • Ecografía de tiroides
    Tiroiditis
  • Mujer con un blíster de píldoras
    Dudas frecuentes sobre la píldora
  • Células de la sangre
    El pronóstico de la leucemia ha mejorado mucho en las ultimas décadas
  • Madre embarazada
    ¿En qué consiste una Amniocentesis?